Sucesos

Un sevillano provoca una explosión con butano en el bloque donde vivía

El causante de la explosión del edificio del barrio de Las Letanías donde vivía mantenía constantes disputas con los moradores del bloque, llegando a cursar varias denuncias. Utilizó gasolina y gas. El autor, de 72 años, que también falleció en el incidente, había sido condenado por matar a su esposa.
EFE, Sevilla
15/ago/03 10:15 AM
Edición impresa

EFE, Sevilla

El presunto causante de la explosión que provocó la muerte de dos de sus vecinos y la suya propia, además de 32 heridos y el derrumbe parcial del bloque que habitaba, Matías M.N., de 72 años, fue condenado por matar a su esposa a cuchilladas en 1981, según las investigaciones de la policía de Sevilla.

Matías M.N., que según testimonios vecinales sostenía permanentes disputas con las personas que residían en el edificio, con las que se cruzó varias denuncias y a los que amenazó en varias ocasiones, provocó la explosión poco después de las tres y media de la madrugada con una bombona de butano y un líquido inflamable que podría ser gasolina.

Según uno de los vecinos que perdió su vivienda por la explosión, Francisco Javier Márquez, de 36 años y vigilante de profesión, Matías M.N. se quejaba con frecuencia del ruido que hacían los niños del piso superior al que él habitaba, el Segundo-A del bloque semiderruido, si bien las relaciones entre el resto de los vecinos eran cordiales.

Márquez aseguró a los periodistas que Matías M.N. profería amenazas a menudo y algunos días llegaba a su casa embriagado.

Los otros dos fallecidos son un matrimonio identificado como Miguel Vizárraga E. y María del Valle T.T. ambos de 57 años, que se dedicaban a la venta ambulante.

De los 32 heridos sólo permanecen hospitalizados nueve, dos de ellos muy graves, una mujer de 38 años, cuyas iniciales son S.H.V., con el 90 por ciento de su cuerpo quemado y un joven de 24 años, cuyas iniciales son J.A.V.T., con el 31 por ciento del cuerpo quemado, ambos ingresados en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

La consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, se desplazó al lugar del siniestro, el número cuatro de la calle Consuelo de los Afligidos, en la modesta barriada sevillana de Las Letanías, para asegurar que su departamento financiará al 50 por ciento con el Ayuntamiento los gastos de realojo de las once familias que se han quedado sin vivienda, si bien no especificó cómo y dónde se les dará cobijo.

Además de algunos de los heridos, han sido desalojados del bloque afectado por la explosión -un inmueble de cuatro alturas con un total de 16 viviendas- 41 personas, 11 de ellas menores, pertenecientes a once familias, a los que se ha estado atendiendo en el Centro Cívico El Esqueleto, acompañados por varios concejales del Ayuntamiento.