Actualidad

Un vertido de fuel obliga al cierre de la playa gomera de La Rajita

El área de Salud Pública de la Isla Colombina declaró esta zona no apta para el baño tras el resultado de unos análisis realizados al agua hace varios meses, debido a un escape de gasolina que tiene su origen en la rotura de una tubería perteneciente a la antigua fábrica de conservas.
A. REVERÓN, S/C de Tenerife
19/ago/03 14:13 PM
Edición impresa

A pesar de sufrir desde hace casi tres años un vertido continuo de fuel, la playa de La Rajita, en el núcleo gomero de La Dama (Vallehermoso), lleva cerrada unos meses "por vacaciones", desde que el área de Salud Pública de la Isla declaró la zona no apta para el baño, una vez se conocieron los resultados de los análisis realizados en sus aguas.

Esta decisión, según fuentes de la citada área, se tomó después de que se hubiera formulado una de-nuncia que alertaba sobre constantes escapes de gasolina que se producían en la zona, y que tienen su origen en las obras de mejora realizadas en el pequeño embarcadero por la empresa propietaria de la antigua fábrica del lugar.

Según Salud Pública, a lo largo de este tiempo se han practicado dos inspecciones para evaluar la calidad del agua de esta playa, ambas con resultados no aptos para el baño, "análisis que repetiremos para determinar si la playa puede reabrirse al público".

Por su parte, los vecinos de La Dama aseguran que en el mar "se puede ver una gran mancha azulada de gasolina que viene y va, según la corriente de la marea, y que se está extendiendo".

Se quejan, sobre todo, de no poder contar con otra zona de baño para las más de 400 personas que, entre veraneantes y vecinos, acuden en esta época estival al lugar.

Según la Asociación de Vecinos San Borondón de La Dama, "las autoridades conocen el problema desde hace tiempo, aunque son los empleados de la empresa propietaria de la antigua fábrica de conservas que se encuentra allí quienes están trabajando desde hace meses con un camión y una excavadora para limpiar el fuel".

Fuel en las rocas

Para estos vecinos, el problema surgió "hace dos o tres años con la rotura de unas tuberías, pero nadie se dio cuenta de que salía gasolina. Al descubrirlo, suprimieron esas tuberías, pero aún así el vertido sigue emergiendo a la superficie y el material se encuentra impregnado en las rocas".

En este sentido, explican que "se eliminó parte del acceso que llegaba hasta el pequeño muelle o embarcadero para terminar con las manchas, pero la situación no ha hecho sino empeorar".

Como posibles causas de la rotura de las tuberías, los vecinos están convencidos de que se debe "a los trabajos que se están llevando a cabo para construir la futura urbanización prevista en la playa, donde conocemos que se instalará un hotel, y que ha provocado la desaparición de los callaos que hasta ahora estaban en la zona".

A pesar de no sufrir malos olores, insisten en que "la gente no quiere bajar hasta la playa para no ver este espectáculo y porque no podemos bañarnos, lo que nos obliga a trasladarnos hasta Playa Santiago o Valle Gran Rey, con la incomodidad que esto supone por las largas distancias".

Esta visión no la comparte el Ayuntamiento de Vallehermoso, y el alcalde, Jaime Noda, afirma al respecto que "este problema estará resuelto en un par de días, porque ya hay técnicos trabajando para ello y se está arreglando el muelle, que es el lugar de donde sale el vertido".

Noda indica que "las manchas aparecieron durante el pasado mes de febrero y la tubería que contenía este material ya no existe, pero la parte que permaneció enterrada bajo el muelle se convirtió en fuel y es lo que ahora ha resurgido a la superficie. De todas formas -añade- las obras de limpieza van a buen ritmo y, como ya he comentado, en pocos días se resolverá esta situación".

Para controlar el vertido, el al-calde de Vallehermoso destaca que "los trabajadores han colocado un bloque de hormigón bajo el embarcadero para impedir la salida del carburante", y cómo los trabajos han sido supervisados por técnicos de la Demarcación de Costas de la provincia tinerfeña, organismo sobre el que apunta que "ha abierto un expediente para el cierre temporal de la playa hasta que vuelva a ser apta para el baño y cuente con las correspondientes medidas de seguridad".

Sin embargo, Costas asegura que no tiene competencias sobre los vertidos y que, en cuanto a la playa de La Rajita, "no hemos decretado nada. En todo caso, quien debe imponer la sanción o abrir un expediente es la Viceconsejería de Me-dio Ambiente", que requerida por este periódico, desestimó realizar comentario alguno.