Islas
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Dolores Delgado cancela su agenda de esta tarde en Zaragoza leer

Las islas no capitalinas triplicaron su número de camas entre 1987 y 2002

Lanzarote, Fuerteventura, La Palma, La Gomera y El Hierro han pasado en dieciséis años de registrar en su conjunto 44.840 plazas alojativas a contabilizar 116.776, según los datos del Instituto de Estadística de Canarias (Istac). La Palma ha experimentado el mayor crecimiento cuantitativo.
ACN, Las Palmas
19/ago/03 19:15 PM
Edición impresa

Las cinco islas menores de la Comunidad Autónoma de Canarias: Lanzarote, Fuerteventura, La Palma, La Gomera y El Hierro, han triplicado su cifra oficial de camas turísticas entre los años 1987 y 2002, ya que han pasado de registrar en su conjunto 44.840 camas hace dieciséis años a contabilizar 116.776 camas el pasado ejercicio económico, según los datos del Instituto de Estadística de Canarias (Istac).

Existen casos espectaculares como el de la isla de La Palma, que contabilizaba 1.075 camas en 1987, creciendo su cifra hasta 8.042 camas en el 2002, multiplicando así por siete su cifra en dicho período plurianual.

Fuerteventura es la segunda isla menor que más aumentó su número de camas en los últimos dieciséis años, ya que pasó de 10.629 en 1987 hasta 35.614 en el pasado ejercicio económico, multiplicando así su cifra por tres.

La isla de La Gomera también ha triplicado su volumen de camas en dicho período plurianual al crecer de las 1.964 de 1987 hasta 6.121 camas censadas del 2002, mientras que El Hierro casi triplicó su cifra al aumentar de las 389 de 1987 a las 1.017 registradas el pasado año.

Por su parte, Lanzarote ha doblado su cifra de camas en los últimos dieciséis años al crecer desde las 30.783 de 1987 hasta 65.982 camas en el pasado ejercicio económico, registrando así el segundo mayor crecimiento global de todas las Islas del Archipiélago entre ambos años con 35.000 camas más.

Tenerife es la isla que más ha crecido en su número de camas en dicho período plurianual al aumentar desde las 84.055 de 1987 hasta las 126.622 camas censadas en el 2002, es decir, 42.000 camas más.

Por el contrario, la cifra de Gran Canaria es la única que se ha mantenido relativamente estable en los últimos dieciséis años, ya que sólo ha crecido en 16.000 camas desde las 122.268 de 1987 hasta las 138.134 camas censadas a 31 de diciembre del pasado año.

Si nos atenemos a lo ocurrido a este respecto en los últimos tres años, en los que se vaticinaba la implantación de la ya aprobada moratoria turística en las Islas, Lanzarote es la isla que más ha aumentado su número de camas entre el 2000 y el 2002, ya que pasó de 46.895 a 65.982 entre ambos ejercicios económicos, respectivamente, es decir, casi 20.000 camas más, mientras que detrás se sitúa Tenerife con 9.000 camas más al pasar de las 117.489 del 2000 a las 126.622 del 2002.

En el caso del resto de las Islas los aumentos han sido menores entre los años 2000 y 2002, como ocurrió en los casos de Fuerteventura (1.700), La Gomera (500), La Palma (300) y El Hierro (24).