Tenerife
ANÁLISIS DEL PADRÓN MUNICIPAL (12) GÜÍMAR

GÜÍMAR y su Puertito crecen entre oleadas

A pesar de sus vaivenes demográficos, el notable aumento registrado los últimos años por la llegada de foráneos ha incrementado la población. Si bien el casco acoge al 70 por ciento de los vecinos, los núcleos costeros concentran a buena parte de los inmigrantes. En septiembre verá la luz un proyecto de infraestructuras turísticas y el ayuntamiento prepara un nuevo plan parcial para el Puertito.
S. LOJENDIO, S/C de Tenerife
21/ago/03 12:19 PM
Edición impresa

Güímar es uno de los asentamientos más antiguos de la Isla, con un poblamiento que tiene su origen en el bando de paces que el menceyato del mismo nombre acordó en el siglo XV con los conquistadores castellanos.

Al abrigo de su valle, esta condición le valió el privilegio de convertirse en cabecera de comarca, concentrando así poderes administrativos y judiciales, y la supremacía frente a la rivalidad de los municipios vecinos.

Con todo, el comportamiento demográfico más reciente de Güímar está marcado, de un lado, por los vaivenes demográficos y, de otro, por el notable aumento poblacional que ha registrado en los últimos, debido a la creciente llegada de flujos de inmigrantes.

Aunque el casco concentraba en 2001 a la mayor parte de los vecinos, un 70 por ciento, son los núcleos costeros como el Puertito, El Tablado, El Socorro, La Caleta o Punta Prieta los lugares que atraen a los nuevos pobladores, significándose como futuras zonas de expansión del municipio.

El concejal de Urbanismo, Javier Mederos, señala cómo "el proyecto de mejora de las infraestructuras turísticas, auspiciado por el Cabildo, saldrá probablemente en septiembre", una actuación que se completará con el nuevo Plan Parcial del Puertito, que contempla construcciones de nueva planta y la adecuación de espacios libres, además de la rectificación de la carretera que enlaza este núcleo con el casco.

El Plan General, programado para una población de 90.000 vecinos y con una gran cantidad de suelo urbanizable, está paralizado en parte por el Cabildo, que reconoce para el municipio un límite máximo de 30.000 habitantes

No obstante, las expectativas del grupo de gobierno güimarero hablan de un crecimiento moderado y acompasado de la población, para lo cual ya han proyectado, entre otras iniciativas a corto y medio plazo, un viario alternativo al paso de los camiones que trabajan en las empresas de extracción de áridos, uno de sus grandes activos, de manera que estos vehículos no atraviesen el casco; la construcción de una vía de circunvalación hasta la entrada del municipio; la apertura de una pista de atletismo en la carretera del Puertito o la culminación del centro polivalente de El Escobonal.

FLUJOS EXTERNOS

Una corriente de más de 54 países

Todos los continentes están representandos en Güímar, que vio crecer el censo de 2002 con flujos humanos llegados de 54 países. Los venezolanos son la colonia más importante, y destacan colombianos, cubanos y argentinos, junto a alemanes, ecuatorianos o británicos. Pero, además, el municipio acoge a gentes llegadas de Angola, Argelia, Australia, Bielorrusia, Bolivia, Bulgaria, Canadá, Irán, China, El Salvador, Filipinas, Jordania, Líbano, Nigeria, Nueva Zelanda, Polonia, Rusia, Rumanía, Paraguay, Sierra Leona, Sudáfrica, Tailandia, Ucrania o Yugoslavia.

ANÁLISIS DEL PADRÓN MUNICIPAL (12) GÜÍMAR