Internacional
LO ÚLTIMO:
Detenido en Vitoria el presidente del centro cultural islámico por captación leer

España ha comenzado ya a asumir sus responsabilidades de seguridad en Irak

Los 1.300 soldados que forman el contingente español para la misión de paz ya están en la base de la ciudad de Diwaniya, donde se avanza deprisa para cumplir el traspaso de mando.
EFE, Diwaniya (Irak)
23/ago/03 19:21 PM
Edición impresa

Los más de 1.300 soldados que España ha desplegado para la misión de paz en Irak ya están en la "Base España", de Diwaniya, donde se avanza deprisa para cumplir el traspaso de mando, previsto para finales de este mes.

El último convoy entró ayer sobre las 18:30 en el campamento español, con bastante retraso respecto a los planes previstos debido a un pequeño problema con el guía de EEUU antes de partir de la base intermedia "Camp Cedar", donde se había hecho noche.

"Han llegado, sin novedad, todos los hombres y mujeres. Solo ha habido un incidente sin importancia con un vehículo que se averió a la entrada de Diwaniya, muy cerca del campamento", confirmó el teniente coronel Valentín Gamazo. En esta última columna viajaban 36 vehículos y 174 militares, la mayoría miembros de un escuadrón de Caballería, del Cuartel General y del grupo logístico de la brigada.

Al igual que con los tres convoyes anteriores, los últimos fueron recibidos a pie de unidad por sus compañeros, que ofrecieron comida, ducha y sitio en un barracón con aire acondicionado y agua para dejar los petates.

Mientras los recién llegados trataban de acomodarse y de conocer una base que mejora día a día, los veteranos prosiguen con el plan para la asunción total de responsabilidad en la provincia, una vez que la abandonen los marines norteamericanos.

Desde hace varios días, España ha comenzado a asumir parcelas de responsabilidad en materia de seguridad en Diwaniya y los alrededores. "Es una misión de control de tráfico desde puestos de observación que de momento se comparte con los norteamericanos pero luego será solo misión española", dijo el comandante José Luis Martínez Falero.

Junto a los marines

Dentro de este plan de cesión paulatina de responsabilidades, desde el martes marines estadounidenses y legionarios españoles patrullan juntos y a pie las atestadas calles de Diwaniya.

"Cuando veáis niños, abrid los ojos y los corazones", era la consigna que daba el teniente James, antes de partir desde la base norteamericana levantada dentro de la antigua escuela de medicina de la ciudad. Los niños eran ayer los más curiosos y rodeaban y perseguían a la patrulla mixta.

En vanguardia, el teniente James y el sargento Pérez, de la II unidad de Fusiles del Tercio "Don Juan de Austria" de la Legión, compartían instrucciones gracias a los buenos oficios de traductor de un marine de origen mexicano.

"Debemos dejar bien claro que somos amables, pero también que estamos dispuestos a matar", explicaba el improvisado traductor.

Las patrullas mixtas son el primer paso para la transferencia de poder de Estados Unidos a España sobre la provincia de Qasidiya, en el sur de Irak.

Si todo se desarrolla como está previsto, el contingente español estará cien por cien operativo el próximo miércoles, según los planes del jefe del despliegue, general Alfredo Cardona. A partir de entonces, el traspaso total de poder puede realizarse en cualquier momento, asegura el militar.

La "Brigada Plus Ultra" se completará después con la llegada de las tropas centroamericanas, que se desplegarán por Diwaniya y Nayef.

Ayer llegaron a Kuwait, donde Estados Unidos los pertrecha y entrena, 231 soldados de Honduras, y ayer hicieron lo propio 225 militares de El Salvador y la República Dominicana.