Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
El TS fija que todo contacto corporal de tipo sexual es abuso y no coacciones leer

El G-30 decidió PARAR


AGENCIAS, Madrid
23/ago/03 11:51 AM
Edición impresa

Los miembros del llamado G-30 acordaron por unanimidad paralizar el comienzo de la Liga de fútbol y emplazar a Sogecable a una reunión el próximo lunes con el fin de acercar posturas en la negociación por los derechos televisivos.

El G-30, en la Asamblea General Extraordinaria que celebró ayer en la sede de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) en Madrid, decidió convocar a Sogecable para mantener una reunión el próximo lunes con la intención de llegar a una solución a principios de semana, según apuntó Alfredo Rodríguez, director general del Celta de Vigo.

"Sogecable es quien tiene la palabra. Tendremos que ver si entre todos somos capaces de negociar esta situación", indicó Rodríguez, portavoz del G-30.

El G-30 busca una mejora en la oferta hecha por Sogecable después de la que en su día hizo Phedra Sport de 104 millones de euros, cantidad que dicha empresa no avaló. Rodríguez precisó que "la diferencia entre las posturas es de entre 9 y 10 millones de euros", ya que la cantidad que ofrece Sogecable es de 84 millones de euros.

El G-30 considera "injusto" el trato que están recibiendo. "Entendemos que tiene que haber un reparto equilibrado y justo. Respetamos que otros clubes hayan firmado contratos individualmente, pero también entendemos que nosotros valemos una cantidad", dijo Rodríguez, que precisó: "Queremos una situación pacífica y empezar la Liga, pero las circunstancias actuales nos impiden tomar otra decisión".

Una decisión, por otra parte, tomada con "pleno derecho", según apuntó, ya que "la Liga es quien organiza la competición".

"La Asamblea del Fútbol español decidió el 29 de mayo no comenzar la competición y se ha ratificado. Podría haber movimientos y, entonces, rectificar", matizó Rodríguez, que también indicó que "el calendario se aprobó en julio, pero con la salvedad por parte de 31 clubes que se encontraban a expensas de la rectificación del acuerdo establecido".

El G-30 también acordó en su Asamblea aprobar la unificación de horarios y no autorizar la venta de los derechos internacionales.

Toni Fidalgo, optimista

Antonio Fernández Fidalgo, portavoz de la Liga de Fútbol Profesional, se mostró "optimista" respecto a la posibilidad de que este asunto pueda solucionarse antes del último fin de semana de agosto para, así, poder comenzar el campeonato en la fecha prevista. Para Fidalgo, la actuación de los modestos "forma parte de una estrategia", si bien prefiere mostrarse cauto y "no comprobar hasta qué punto es o no realidad" la amenaza.

Tampoco comparten la decisión de retrasar el inicio del campeonato hasta el 21 de septiembre el grupo de los grandes. Los representantes del G-12, a los que se ha unido el Racing de Santander, consideran que no existen razones suficientes para tomar esta iniciativa y que un aplazamiento dificultaría más aún el calendario futbolístico de esta temporada, que con motivo de la Eurocopa de Portugal finaliza antes de las fechas habituales.

Real Madrid, Atlético de Madrid, Deportivo de la Coruña, Valencia, Sevilla, Villarreal, Murcia, Real Sociedad, Athletic de Bilbao, Barcelona y Espanyol estuvieron ausentes en la reunión de ayer, un gesto que para Fidalgo no ha sido el correcto: "La Liga somos todos y, aún en la discrepancia, una asamblea debiera estar constituida por los 42 clubes profesionales", matizó.

Astudillo: "Un desgaste"

Astudillo, centrocampista argentino del Deportivo Alavés, apuntó, tras conocerse la decisión unánime del G-30 de paralizar el comienzo de las competiciones de liga, que aplazar los partidos supondría "un mayor desgaste físico para los jugadores. El hecho de apurar la celebración de partidos en pocos días conlleva un desgaste mayor, al tener que disputarse los choques aplazados entre semana, con lo que la recuperación no sería la misma", aseveró el jugador.

Sin embargo, el integrante del medio campo alavesista precisó, que a los jugadores no les quedará otro remedio que adaptarse "al calendario que dispondrá la Liga Nacional de Fútbol Profesional", siempre en el supuesto de que durante la próxima semana no se alcance un amplio acuerdo entre las partes que mantienen este litigio por lo derechos de televisión.

"Pero, lo que nos importa a nosotros en este momento es adquirir un ritmo de competición importante para poder iniciar la temporada con el porcentaje suficiente de posibilidades a la hora de estar confiados en poder hacerlo bien en el torneo", señaló.