Vivir

Unos 40 menores al año vuelven con su familia tras estar en un centro de acogida

La directora en funciones de la Unidad de Infancia, Familia y Mujer del IASS, Miryam Olivera, explica que alrededor de 500 niños que han sido declarados en desamparo son atendidos actualmente en centros gestionados por el Cabildo de Tenerife. No todos podrán regresar con sus padres.
EFE, S/C de Tenerife
24/ago/03 19:23 PM
Edición impresa

Unos 40 menores que pasan por centros de acogida en Tenerife regresan con sus familias anualmente tras superar los programas especializados de intervención y comprobarse que en sus hogares dispondrán de un ambiente adecuado, ha informado la directora en funciones de la Unidad de Infancia, Familia y Mujer del IASS, Miryam Olivera.

"Lamentablemente, no todos los menores que ingresan en los centros pueden volver con sus padres", afirmó Olivera, e indicó que "es preciso realizar una valoración exhaustiva de la problemática y desarrollar un plan de intervención especializado con cada familia que permita tomar la decisión más adecuada en cada caso".

Así ocurrirá, por ejemplo, con un niño de dos años, que volverá con su familia una vez finalizado el verano, tras haber pasado sus padres por un programa de intervención durante un año.

Se trabaja con las familias "de cara a superar su problemática y propiciar la vuelta de los niños a su domicilio, o por el contrario, si la problemática es muy acuciante y no hay posibilidad de recuperación por parte de sus padres, se propone el acogimiento o adopción de los menores, con el fin de ofrecerles un futuro más estable", recalcó Olivera.

Según datos facilitados por este servicio, el total de familias atendidas por la unidad junto con las asociaciones colaboradoras asciende a 220.

Actualmente en Tenerife existen 53 centros de acogida de menores, tres de los cuales son centros propios del Cabildo, y el resto son gestionados por entidades colaboradoras del Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), añadió.

La Unidad de Infancia cuenta con un total de 506 plazas, en los centros propios y las entidades colaboradoras, de las que alrededor de 489 están ocupadas actualmente, lo que supone un gasto de entre 38 y 120 euros aproximadamente por niño y día.

Actualmente se desarrollan un total de 18 proyectos, entre los que se encuentran el de intervención especializada con familias, el de apoyo en grupo a adolescentes, el de integración sociocultural para menores extranjeros o el de atención a menores en conflicto, explicó la directora.

Asimismo, desde esta unidad se desarrollan estrategias de carácter preventivo para evitar el maltrato infantil, fomentando la formación de los padres y las madres, lo cual se realiza a través del Proyecto Insular de Prevención en colaboración con todos los municipios de la Isla.