Actualidad

Arafat pide a EEUU que intervenga para detener los planes militares de Israel

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) considera que Sharon ha aprovechado el atentado del martes como una excusa para librarse de las obligaciones que recoge la Hoja de Ruta. El jefe del Ejército israelí reconoce, no obstante, que la ANP "está dando pasos serios contra el terrorismo".
EFE, Gaza
25/ago/03 14:13 PM
Edición impresa

EFE, Gaza

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) solicitó ayer la "inmediata intervención" de los Estados Unidos para impedir un mayor deterioro en la situación de la seguridad en los territorios palestinos de Cisjordania y Gaza. El principal asistente del presidente Yaser Arafat y su portavoz, Nabil Abu Rudeina, dijo a los periodistas en Ramala que la situación en los territorios palestinos "requiere una intervención urgente y seria de parte de EEUU para frenar las operaciones militares de Israel y retornar a la aplicación de la Hoja de ruta". Abu Rudeina pidió al Gobierno de Washington que "conmine a Israel a una nueva tregua a pesar de que nunca dejó de violar la anterior".

"Si Israel no cesa sus agresiones contra los palestinos, ello traerá aparejado, naturalmente, nuevas reacciones (de la resistencia) y todo se perderá", advirtió Abu Rudeina. El portavoz de Arafat acusó al primer ministro israelí, Ariel Sharon, de aprovechar el atentado suicida del martes en Jerusalén, en el que un miembro de Hamas se autoinmoló, causando la muerte a 21 personas e hiriendo a más de 130, "para crear hechos consumados en el terreno y devolver las cosas a lo que eran antes de la tregua".

El jefe del Gobierno israelí, comentó Abu Rudeina, "lo hace para no cumplir la obligación que tiene -según la Hoja de Ruta- de evacuar las ciudades palestinas ocupadas en Cisjordania, detener la expansión de los asentamientos judíos y liberar a los prisioneros".

En los últimos días, Sharon ha suspendido sus contactos con la ANP para aplicar la Hoja de Ruta, y el primer ministro de la ANP, Mahmud Abas (Abu Mazen), ha roto con los integristas. Por su lado, las facciones de la resistencia dejaron sin efecto una tregua unilateral con Israel tras el asesinato, el pasado jueves, de Ismail Abu Shanab, dirigente político de Hamas, por el ejército israelí en Gaza.

El sábado, diecisiete palestinos resultaron heridos en la ciudad cisjordana de Naplusa en enfrentamientos con las tropas israelíes, que pueden también extender la "búsqueda de terroristas" a las ciudades de Jenin y Tulkarem, dijeron fuentes militares.

El alto el fuego proclamado el pasado 29 de junio por Hamas, la Yihad Islámica y luego por algunos grupos armados de Al Fatah, fue consecuencia de un acuerdo con el Gobierno de Abu Mazen que Israel no reconoció nunca pues su exigencia, según la Hoja de Ruta, es que la policía de la ANP "desarme y desmantele" a esas facciones.

"Pasos serios"

Las declaraciones del portavoz de Arafat coincidieron ayer con las del jefe de las Fuerzas Armadas de Israel, general Moshe Yaalon, quien señaló que la ANP "está dando por primera vez pasos serios contra el terrorismo". "Esto podría estabilizar la situación, pero el objetivo principal es que la ANP desmantele las infraestructuras terroristas", dijo Yaalon a la prensa en referencia a las medidas aplicadas por los organismos de seguridad palestinos.

En una operación lanzada durante la madrugada del sábado en Gaza, fuerzas de seguridad de la ANP confiscaron armamento, arrestaron a una decena de individuos y cerraron varios túneles que eran empleados para el contrabando de armas y drogas desde Egipto.

Además, decenas de policías palestinos han sido desplegados en la zona norte de la franja de Gaza con el fin de impedir que se lancen cohetes contra la localidad israelí de Sderot.