Cultura y Espectáculos

Un Mencey con voz de mujer


EL DÍA, Candelaria
25/ago/03 20:22 PM
Edición impresa

Ana Beatriz Martín fue la ganadora del Mencey de Oro del Festival de la Canción de Candelaria en la modalidad de tema inédito. Beatriz, que la noche del pasado sábado también obtuvo un cheque de 3.000 euros, tiene 17 años y procede de Granadilla de Abona. Interpretó "Sin ti no soy", compuesto por la propia solista.

El realejero Juan Domingo Trujillo se alzó con el primer puesto en la categoría de canción editada con la obra "Toda una vida" y recibió un premio en metálico de 2.000 euros.

El alcalde de Candelaria, José Gumersindo García, el vicepresidente del Cabildo, José Manuel Bermúdez; y dos representantes de CajaCanarias fueron los encargados de entregar los galardones.

El segundo premio en la modalidad inédita, con un cheque de 1.500 euros, fue a parar a manos del lagunero Ruimán Mesa, invidente que interpretó al piano su obra "Es para ti". Curiosamente, al acabar su actuación, se dirigió al público para decir "sonrían, que las tristezas vienen solas".

La güimarera Galilea Arias se llevó el Mencey de Plata y 1.250 euros en canción editada. Cantó el tema de Rosana Arbelo "No quiero estar sin ti", acompañada a la guitarra por su hermano.

El Mencey de Bronce a la obra original, junto a 1.000 euros, fue a parar a manos de Germán Centauro, un argentino residente en Telde, que ofreció "Ojalá", compuesta por Juan Carlos Sierra. Ángel Jonay Rodríguez logró el tercer premio en la modalidad de canción editada, por su interpretación de "Y".

Cerca de 10.000 personas vibraron con un espectáculo lleno de dinamismo, en el que las actuaciones de los participantes fueron mezcladas hábilmente con la intervención de los artistas invitados, los semifinalistas y las notas de humor. Ana Montes de Oca llevó la dirección artística.

El alcalde manifestó que el nivel de asistencia ha sido un gran éxito, pues se ha superado la cifra de público de ediciones anteriores.

García comentó el gran nivel de los participantes, así como el de los semifinalistas, e insistió en el gran impulso que el Festival de Candelaria supone para sus carreras artísticas.

La salida de cada finalista era acompañada de imágenes de vídeo tomadas en diversos parajes de la Villa Mariana.

Hubo algunas incidencias. Una de ellas se produjo cuando el primer artista invitado, Edwin Rivera, tuvo un ligero despiste y se quedó en "escena" para cantar un segundo tema, cuando en realidad tenía que retirarse.

A Juan Carlos Lobo no le salieron mejor las cosas. Nada más empezar a bailar y a "cantar" en "play back", se le rompió el micro-auricular y tuvo que aguantarlo como pudo hasta que acabó su primera pieza. Entre el público pudieron verse algunas pancartas de apoyo y Lobo dedicó su segundo tema a la Virgen de Candelaria.