Santa Cruz de Tenerife

El cementerio de Santa Lastenia registra más incineraciones que enterramientos

De los 1.327 servicios atendidos en el principal cementerio de Santa Cruz desde enero a julio pasado, en 698 casos se han utilizado hornos crematorios. Comparando con los datos del mismo período de 2002, se detecta un incremento en la demanda del 17%, lo que confirma un cambio de mentalidad.
EL DÍA, S/C de Tenerife
26/ago/03 19:26 PM
Edición impresa

El cementerio de Santa Lastenia, el más importante de los siete que existen dentro de Santa Cruz de Tenerife, acaba de registrar un cambio de tendencia que denotan una variación en la mentalidad popular. Por primera vez, el nú-mero de incineraciones supera a los tradicionales enterramientos.

Según los datos aportados por el director del cementerio, Valeriano de Armas, desde el mes de enero a julio pasado, las citadas instalaciones han atendido un total de 1.007 servicios. A esta cifra hay que sumar las 320 incineraciones realizadas en el nuevo Tanatorio de Servisa, lo que eleva a 1.327 el número de fallecidos. De esos, en 698 casos los familiares se han decantado por la incineración, en cumplimiento de la última voluntad del finado, mientras que el resto se ha mantenido fiel a la tradicional inhumación.

De Armas destaca que comparando los datos registrados en el mismo período de 2002 y con los del año en curso se detecta un in-cremento del 17 por ciento. Frente a las 596 cremaciones realizadas entre enero y julio de 2002, en este período de 2003 se realizaron 698.

La puesta en marcha desde el mes de octubre del pasado año de un nuevo horno crematorio, habilitado en el Tanatorio Servisa, es también otro de los motivos que ha contribuido a que hayan aumentado las incineraciones. De hecho, si el año pasado el horno del ce-menterio Santa Lastenia realizó 596 servicios (en el período enero-julio), cuando no estaba en funcionamiento el nuevo tanatorio próximo a la autopista del Norte, este año los datos se han reducido hasta los 378 casos.

El que fuera concejal de Cementerios de Santa Cruz de Tenerife, en la actualidad director de estas instalaciones, recuerda que el primer horno de la capital se puso en marcha el 2 de noviembre de 1995. La administración del camposanto registró menos de una docena de incineraciones en los dos primeros meses de funcionamiento, cifras que se multiplicaron. Así, en 1996 se realizaron 365 incineraciones, cantidad que se ha duplicado en los primeros siete meses del presente año.

En junio de 2001, el cementerio instala otro horno, si bien el pasado mes de octubre, abrió sus puertas el Tanatorio Servisa, con una in-fraestructura propia.

Valeriano de Armas recuerda que, hasta que se pusiera en marcha el crematorio, se utilizaban las instalaciones reservadas para la comunidad hindostánica en el ce-menterio de Santa Lastenia. ""Había que colocar seis metros cúbicos de leña y, sobre seis pilares, se colocaba el féretro, que se quemaba al aire libre"", afirma De Armas, mientras presenta al visitante el lugar, en la actualidad reconvertido en un jardín de césped que se encuentra fuera de servicio desde hace ya tres años y que forma parte del ayer.

Se venden panteones

Valeriano de Armas afirma que el cementerio de Santa Lastenia, dotado con 40.000 unidades de enterramiento, está preparado para afrontar los próximos 50 años. Recientemente se ha ampliado, con la construcción de 400 nichos, lo que duplica las 200 plazas que siempre debe tener disponible Santa Lastenia, en cumplimento con el convenio de explotación suscrito por la empresa concesionaria del servicio y el ayuntamiento, en vigor desde 1994 hasta 2024.

Junto al camposanto, la corporación ha reservado una parcela de 30.000 metros cuadrados, que se irán ocupando en función de las necesidades. De Armas recuerda que en la actualidad están a la venta sólo ocho panteones familiares, que están distribuidos en una zona ajardinada de Santa Lastenia. ""Aunque inicialmente los familiares preferían esparcir las cenizas, en la actualidad se decantan por guardarlas en un nicho de restos o un panteón"".