Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
El Primer ministro socialdemócrata pierde la moción de censura en Parlamento sueco leer

"Cada playa de España tiene sus expertos locales en tráfico de hachís"

El escritor y marino asturiano Rafael Rosselló novela en su obra "Los contrabandistas del Estrecho - La ruta del hachís" las experiencias vividas junto a las mafias que transportan esta droga, para lo que se introdujo en el ambiente de este negocio delictivo ganándose la confianza de sus líderes.
D.FUENTEFRÍA, Santa Cruz
27/ago/03 20:22 PM
Edición impresa

"Superasiduo" de las Islas, como a sí mismo se califica, el escritor y marino Rafael Rosselló acaba de editar "Los contrabandistas del Estrecho. La ruta del hachís", novela que relata las aventuras de un desafortunado periodista que, por avatares del destino, se introduce en el sórdido mundo de los narcotraficantes. Una obra que, según explicó su autor en una entrevista a este periódico, afecta "prácticamente a cada playa de España, que cuenta con sus expertos locales en esta actividad delictiva".

Rosselló, antiguo trabajador en la Operadora Marítima de Canarias y residente entre Las Palmas y Tenerife durante algunos años, confiesa que aún reserva una temporada cada año para acercarse al Archipiélago. "Cuando abandoné la Marina Mercante empezó a gestarse en mi mente la idea de acercarme a la escritura", indica. Sus primeras incursiones en este mundo las realizó Rosselló a través de la edición de una revista, pero no fue hasta más tarde, "durante el proceso de creación de otra novela, cuando conocí a un argelino que se dedicaba al negocio del contrabando". Rafael Rosselló empezó a interesarse por los interiores de ese mundo; "quiénes manejaban las redes del contrabando y cómo funcionaban, y también cómo era posible que se transportasen esas cantidades de hachís", explicó. Las sospechas sobre este conocido, arguyó el autor, se suscitaron al coincidir tres carácterísticas que suelen reunir, según el experto, quienes se dedican a este tipo de actividades: su origen francés, su profesión de marino y sus conocimientos del árabe dialectal. Poco a poco, continuó relatando Roselló, "y como espectador pasivo, me gané la confianza de esta persona, por ello la novela no puede ser más verídica", asegura.

Personajes

Conocedor del amplio abanico de personajes que agrupan estas mafias, el autor distingue que "en el tráfico de hachís existen dos tipos de personas: el contrabandista clásico, que sabe hacer las cargas y evitar las patrullas costeras, y el realmente peligroso, integrado en la delincuencia organizada, que utiliza a los primeros para organizar el comercio, intercambiando las drogas por armas, por ejemplo". Estos últimos, indicó además Rosselló, "no están nunca en el mismo sitio porque viajan mucho o, simplemente, porque cambian de lugar para que no les descubran". Las bandas, además, "son incontables debido precisamente a esa característica", dijo.

Por otro lado, el primer tipo de contrabandistas "sí suelen tener familia, y su oficio se transmite de padres a hijos", aseguró, indicando que su principal fuente, el citado contrabandista argelino, pertenecía a este grupo.

Rosselló se ha ocupado convenientemente de mezclar personajes y no dar los nombres reales de las personas que han inspirado su libro, cuya amistad, además, sigue conservando, asegura. Por otro lado, el personaje central de la novela es periodista "dado que estos profesionales pueden profundizar en estas cuestiones por su trabajo, aparte del componente bohemio y artístico que suele aparejarse a esta profesión", reconoce el escritor. "Elegí a un personaje acostumbrado a la investigación para reflejar el shock de una persona que entra en ese mundo", dijo, añadiendo que "el protagonista está al borde del suicidio y se introduce en el contrabando accidentalmente, aunque en todo momento tiene claro que no pertenece a ese ambiente".

Segunda parte

El autor anuncia una segunda parte de "Los contrabandistas del estrecho - La ruta del Hachís" para mayo de 2004, una obra cuya elaboración, adelantó, "dará co-mienzo en enero, editado, como en el primer caso, por Span Ediciones".

Basada, pues, en hechos reales, uno de los principales alicientes de esta obra es que describe con absoluto rigor la forma de operar de estas organizaciones internacionales, desmitificando a sus protagonistas y haciéndonos partícipes de su tenebroso mundo interior.

Rafael Rosselló Cuervas-Mons nació en 1956 en Avilés (Asturias) aunque a muy corta edad se trasladó a vivir a Andalucía con su familia. Continuó la tradición familiar cursando sus estudios de Náutica en Cádiz, Santander y Barcelona. Como capitán de la Marina Mercante ejerció su profesión al mando de diferentes buques y, posteriormente, en la inspección marítima y la dirección de empresas navieras. Ha vivido en diferentes países, entre ellos Marruecos, donde estuvo casi cuatro años, y ha colaborado esporádicamente en diversos periódicos y publicaciones. En 1999 abandonó definitivamente la Marina Mercante para dedicarse exclusivamente al mundo de la literatura.

Su vocación literaria tiene amplios antecedentes familiares tanto por parte paterna como materna, y su infancia se desarrolló en un entorno donde la música y la literatura ocupaban un lugar destacado. Sus veraneos en la finca de sus abuelos maternos en la provincia de Santander son decisivos para fomentar su afición a la lectura y a la música clásica. Con Salgari, London , Baroja, Conrad o Julio Verne se introdujo en el apasionante mundo de las letras, pero fueron "El Libro de las Maravillas" de Marco Polo o "los viajes" del capitán Cook los que avivaron su instinto viajero.