Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
España pierde en Zagreb y queda en manos de Inglaterra y Croacia leer

Segunda medalla para España en París

Eliseo Martín se erigió ayer en gran protagonista, adjudicándose el bronce en la prueba de los 3.000 metros obstáculos. El tinerfeño Mario Pestano terminó octavo en la final de lanzamiento de disco e Iván Rodríguez Ramallo se clasificó para la final de los 400 metros vallas por tiempos.
AGENCIAS, París
27/ago/03 11:52 AM
Edición impresa

El atleta Eliseo Martín logró la medalla de bronce en los 3.000 obstáculos de los Mundiales de París después de una carrera sensacional en la que se impuso el recién nacionalizado por Qatar Shaheen Saif Saaeed. Eliseo Martín consiguió así la segunda medalla para la delegación española en los Mundiales, tras la plata de Paquillo Fernández en los 20 kilómetros marcha.

Los otros dos representantes españoles en la prueba, Luis Miguel Martín Berlanas y José Luis Blanco, alcanzaron plazas de finalistas al concluir sexto y octavo, respectivamente.

Sobresalientes también estuvieron los dos tinerfeños presentes en París. Mario Pestano se erigió como el octavo mejor del mundo en lanzamiento de disco, con una marca de 64,39. "No puedo pedir más en esta temporada tan dura que he tenido, con una lesión intercostal", afirmó el lanzador.

El tinerfeño explicó que sus problemas físicos le impidieron competir con normalidad, "aunque al final iba a tope. Lo que he hecho en París es para mí un éxito", dijo. El oro de la prueba fue para el lituano Virgilijus Alekna (69,69). Robert Fazekas, uno de los grandes favoritos, se tuvo que conformar con la plata (69,01).

Mientras, Iván Rodríguez Ramallo cumplió y ofreció un gran rendimiento, dentro de sus posibilidades, en las series de 400 metros vallas. El isleño sólo pudo ser sexto en su eliminatoria, pero se clasificó por tiempos después de lograr su mejor marca de este año (49.37).

Por su parte, Marta Domínguez ha dado claros síntomas de recuperación en París, clasificándose para la final de los 10.000 metros, tras conseguir un registro personal de 14:48.33.

Glory Alozie estará nuevamente en la final de un campeonato del mundo después de que su cambio de nacionalidad le impidiera competir en Edmonton hace dos años. La subcampeona mundial y olímpica como nigeriana sufrió más de la cuenta en unas semifinales dramáticas que superó por tiempos (12.81) y en las que cayó la gran favorita, Gail Devers.

Por otro lado, Berta Castells se quedó fuera de la final de lanzamiento de martillo. La catalana estuvo muy lejos de su récord nacional (65,70) y su marca de 58,13 fue insuficiente para pasar a la lucha por las medallas de un Mundial. Lo mejor para Castells es la experiencia adquirida.