Tenerife Sur

Ten-Bel abrirá los tres accesos públicos y no derribará el muro de seguridad

Los propietarios de inmuebles de las nueve urbanizaciones se reunieron con el alcalde de Arona a primera hora de la tarde de ayer y presentaron las firmas recabadas demandando que se mantenga el nivel de seguridad alcanzado tras la construcción del muro que la Alcaldía decretó demoler.
EL DÍA, Arona
27/ago/03 19:41 PM
Edición impresa

El muro construido por Ten-Bel SA en el complejo del mismo nombre no será derribado, contrariamente a lo decretado por la Alcaldía de Arona. Su titular, José Alberto González Reverón, mantuvo una reunión a primera hora de la tarde de ayer con propietarios de las nueve urbanizaciones que conforman este lugar de Costa del Si-lencio acordando ambas partes que el lunes se abrirán los tres accesos públicos con que cuenta la zona, que están situados en la entrada principal del recinto, junto a la urbanización Eureka y entre ésta y la denominada Primavera.

Francisco Barreto, integrante de una comisión de cuatro miembros elegidos por los propietarios, manifestó que se trata de adoptar las medidas que garanticen la seguridad alcanzada en el complejo después de la construcción de un muro perimetral y, consecuentemente, continuar debidamente la explotación turística de Ten-Bel y la convivencia en la zona. Todo ello, conciliado con el uso público de los espacios interiores que tienen tal condición, caso del parque existente en el lugar.

Una de las medidas que será es-tudiada es la peatonalización del interior de Ten-Bel ""porque entendemos que es lo correcto, al estilo de lo que se hace en Las Galletas, teniendo en cuenta las dimensiones del complejo y las condiciones del mismo"". Los propietarios entienden que este proyecto ""facilita el uso correcto de la zona por parte de todos"".

Otra de las propuestas planteadas y para lo que comenzarán a tramitar los permisos correspondientes consiste en el vallado de las nueve urbanizaciones: Drago, Gé-minis, Bellavista, Maravillas, Eu-reka, Primavera, Frontera, Alborada y Carabela.

Francisco Barreto destacó la buena disposición existente por las tres partes (ayuntamiento, Ten-Bel SA y propietarios) para alcanzar un acuerdo que evite el derribo del muro construido por la empresa gestora del complejo hace un año manteniendo los niveles de seguridad alcanzados desde entonces.

Notable mejoría

Según las fuentes consultadas, hasta agosto de 2002 los distintos cuerpos de seguridad recibían 20 denuncias diarias de media por parte de vecinos y usuarios de Ten-Bel, cifra que ha disminuido notablemente. Como ejemplo, explican que la primera denuncia de la que hay constancia en la Policía Local de Arona tras la finalización del muro fue registrada 50 días después y estuvo motivada por un robo.

A las seis de la tarde se reunirán los propietarios y representantes de la empresa Ten-Bel SA.

Antes era así

Más de 500 firmas presentaron ayer los propietarios de Ten-Bel ante el Ayuntamiento de Arona pidiendo que el muro construido en este complejo no sea derribado. Entienden que es una medida de seguridad que ha evitado la inseguridad personal; los robos y destrozos que se producían en la zona, tanto de elementos personales como del mobiliario de las piscinas; la venta y consumo de drogas en la plaza central y pasillos interiores; los ruidos de motos y coches que circulaban a mucha velocidad por el interior de la zona con el riesgo de atropello a vecinos, turistas y visitantes; así como la prostitución que se practicaba en los jardines de las urbanizaciones. Los firmantes creen que así se evita eso ""y tener que llamar constantemente a las fuerzas de orden público"", algo que ""ahora se ha reducido notablemente"".