Sucesos
LO ÚLTIMO:
Tres muertos en una reyerta entre dos familias en Cáseda (Navarra) leer

Un cortocircuito causó el fuego en el piso de La Laguna

El recalentamiento de la red al estar conectados varios electrodomésticos en el mismo enchufe provocó el fallo eléctrico. El niño de tres años que falleció a causa del incendio fue enterrado ayer.
EL DÍA, S/C de Tenerife
28/ago/03 10:16 AM
Edición impresa

Funcionarios de la Policía Científica de la Comisaría Provincial de Santa Cruz de Tenerife confirmaron ayer que el incendio que se produjo ayer en una vivienda de la calle Barcelona, en La Laguna, y que costó la vida a un niño de tres años, se debió a ""un sobrecalentamiento de la red eléctrica"" de la casa.

Según las conclusiones de este equipo de especialistas, que realizó una visita a la vivienda ayer, por la mañana, es probable que en uno de los enchufes del salón hubiera conectados varios electrodomésticos a la vez: una televisión, un vídeo, ordenador y una lámpara.

Esta circunstancia, junto con el hecho de que la instalación eléctrica del edificio no es muy mo-derna, pudieron provocar el sobrecalentamiento de la red.

Además, indicaron fuentes de la Policía Local, los cables del enchufe debían estar por fuera de la pared y en contacto con los libros y cintas de vídeo que había en ese rincón del salón. De esta forma, al calentarse los cables y producirse el cortocircuito, los libros y las cintas se prendieron fuego, lo que originó el incendio, que más tarde afectó también a la cocina del inmueble.

Una misa muy emotiva

Michael D.C.D, de tres años, recibió santa sepultura sobre la una y media del mediodía de ayer después de que se oficiara una emotiva misa por su alma en la lagunera iglesia de Santo Domingo.

El niño, que fue velado durante toda la noche en el tanatorio del Hospital Universitario de Canarias (HUC), sufrió una parada cardiorespiratoria y quemaduras muy graves en el 90 por ciento de su cuerpo. Estas lesiones le provocaron la muerte el martes sobre las dos de la tarde, una hora y media después de que un incendio se declarara en el piso en que vivía con su familia.

En el momento en que se inició el fuego se encontraba en casa junto con su padre y su hermana mayor. Ambos pudieron salir del inmueble en llamas, pero él se quedó atrapado en una de las habitaciones del interior del piso, lo que dificultó las labores de rescate de los bomberos. Según explicaron fuentes del Consorcio Insular de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento, no se pudo proceder a la evacuación del pequeño hasta que no se redujeron las llamas que impedían el acceso.