Tenerife
ANÁLISIS DEL PADRÓN MUNICIPAL (19) EL ROSARIO

EL ROSARIO, hijo menor del área metropolitana

Su evolución está íntimamente ligada a la vecindad con los dos grandes núcleos de la Isla. Tras la conquista, su suelo se destinó a tierra de cultivo de los señores que habitaban en La Laguna y en 1972 cedía una cuarta parte de su territorio a Santa Cruz, pasando de 15.783 a 5.870 habitantes.
S. LOJENDIO, S/C de Tenerife
28/ago/03 12:19 PM
Edición impresa

Lugar habitado por los aborígenes, aseguran que debe el nombre de su cabecera municipal a la esperanza con la que los castellanos supervivientes de la batalla de Acentejo observaron, desde la altura de los montes, el campamento instalado en la playa de Añazo.

Tras la conquista, su suelo se destinó a tierras de cultivo propiedad de señores de La Laguna, municipio del que se emancipó en el año 1813, y hasta bien entrado el siglo XX su desarrollo estuvo marcado por el carácter rural de las actividades agrícolas y ganaderas, con sus episodios críticos y la emigración como válvula de escape.

Un análisis sociodemográfico de El Rosario no puede obviar la estrecha vecindad que ha mantenido y mantiene con los dos grandes núcleos de la Isla, integrándose en los procesos de suburbanización y en la expansión que registra el área metropolitana.

Fue en 1972 cuando el ayuntamiento esperancero cedió 13,2 kilómetros cuadrados a Santa Cruz, la cuarta parte de su territorio, y pasó de tener 15.783 habitantes a contar sólo con 5.870 habitantes, retrocediendo a los niveles censales de 1940. La cesión incluyó Barranco Grande, El Sobradillo, El Tablero, Taco, Llano del Moro, San Isidro, Santa María del Mar y el Polígono de El Rosario.

Es significativo que los vecinos procedentes de otros municipios del Archipiélago constituyeran el 56 por ciento de los empadronados en 2001. La causa hay que buscarla en las intensas migraciones pendulares de carácter sociolaboral que han tenido como destino El Rosario y, básicamente, en los flujos procedentes de Santa Cruz, con 236 registros, y La Laguna, con 119, junto al cambio de domicilio de los naturales hacia esos mismos lugares, 89 registros en Santa Cruz y 57 en La Laguna.

Una costa dormitorio

Radazul-Tabaiba representa un intento frustrado de promoción turística que, proyectado en la década de los setenta, fue reconvertido posteriormente en área residencial. En esta zona, la más poblada, se han instalado, además de extranjeros, las corrientes de canarios y peninsulares que convierten a estos núcleos en ciudades-dormitorio y generan servicios y negocios en su entorno.

La inmigración de tipo residencial, fundamentalmente de procedencia alemana, ha elegido estos emplazamientos por sus óptimas condiciones ambientales.

EXPANSIÓN

El Plan General, en septiembre

El alcalde del municipio de El Rosario, el socialista Macario Benítez, aseguró a EL DÍA que para el próximo mes de septiembre está previsto exponer a información pública el Plan General de Ordenación del término municipal. Entre las actuaciones más importantes que contempla el documento, Macario Benítez destaca la expansión programada en la zona del litoral, como es el caso de Costanera y Costa Caricia, además de la actuación en Llano del Moro, donde está prevista la construcción de viviendas sociales. Por lo que se refiere al casco de La Esperanza, la intención del grupo de gobierno de El Rosario se concentra en consolidar la cabecera municipal. En este sentido, el alcalde esperancero subraya como nota importante la posibilidad que se abre a los vecinos de poder construir en tres alturas, una más de la que está permitida actualmente.

ANÁLISIS DEL PADRÓN MUNICIPAL (19) EL ROSARIO