Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Canarias, segunda comunidad con más agresiones de alumnos a profesores leer

Cae una banda internacional de tráfico de drogas que operaba en Tenerife

El Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil han detenido a 15 personas en la Isla y en la Península e intervenido 3.700 kilos de hachís, mil de ellos en San Miguel de Abona. La organización, dirigida por un español, adquiría la droga en Marruecos para venderla en Europa, sobre todo Gran Bretaña e Italia.
EFE, Málaga
29/ago/03 10:17 AM
Edición impresa

Quince personas han sido detenidas en dos operaciones desarrolladas por el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil y en las que se intervinieron un total de 3.700 kilogramos de hachís, informaron ayer ambos cuerpos.

Las investigaciones comenzaron en julio de 2002, con el objetivo de desmantelar una organización internacional dedicada al tráfico de drogas, constituida principalmente por ciudadanos españoles y marroquíes, y que tenía como finalidad hacer operaciones de tráfico de hachís a gran escala.

La organización adquiría el hachís en Marruecos para su posterior entrada en la Costa del Sol, mediante transportes terrestres y marítimos, y procedía a su almacenamiento y distribución a otros grupos.

El trabajo policial permitió identificar al principal responsable de la organización, el español O.J.R., con numerosos antecedentes por tráfico de drogas, que gracias a sus contactos con otras bandas delictivas efectuaba funciones de intermediación y venta con grupos organizados internacionales.

De esta forma, una vez que el hachís estaba almacenado en la Costa del Sol, lo exportaba a toda Europa, especialmente a Inglaterra e Italia.

Una empresa ""fantasma""

Para asegurar el transporte de la droga hasta sus compradores finales, su recogida y distribución, creó junto con otros miembros de su organización una empresa ""fantasma"" dedicada al transporte de mercancías, en concreto frutas y verduras.

Esta empresa fue constituida a nombre de otro de los investigados, J.B.S., y contrató a un camionero de confianza para que asegurara los portes, identificado como Y.M.V.K., además de comprar un camión frigorífico y alquilar una nave industrial para ocultar la droga. Una vez creada la sociedad, la organización hizo tres viajes legales de ""prueba"" a Marruecos, vía Melilla, para comprobar la seguridad de la ruta.

La primera fase de la operación culminó el pasado 24 de julio, al desplazarse O.J.R. a Tenerife para hacerse cargo de una importante cantidad de droga y distribuirla en la isla, donde contaba con una completa red de introducción del hachís. La Policía detectó los contactos que mantenía el individuo con compradores finales del hachís y fueron detenidos varios miembros de la organización al producirse la venta de 14 kilos de esta droga.

Almacén en San Miguel

Posteriormente, se registró una nave industrial en San Miguel de Abona, donde se intervino una tonelada de hachís y fue desarticulada toda la rama de la organización asentada en Tenerife, con la detención de A.A.M., responsable de su ocultación en la isla. También fueron detenidos los marroquíes A.Z., M.A.B. y B.F.A. y los españoles J.L.M.P. e I.E.D., y se intervinieron 27.000 euros en metálico, ordenadores, GPS, varios teléfonos móviles y una zódiac

La segunda fase se desarrolló el 20 de agosto, cuando O.J.R. pretendía hacer un transporte de hachís al Reino Unido, para lo que la organización iba a utilizar el camión y, como cobertura, una carga legal de tomates adquiridos a una cooperativa cercana. Para ello entraron en contacto con varios ciudadanos ingleses residentes en Alhaurín el Grande, para que éstos le entregaran la droga que custodiaban, y se vigiló la nave que tenía alquilada en Almayate, donde se observó que esperaban en el interior varios vehículos que podrían transportar hachís. Fueron intervenidos 2.700 kilos de hachís y detenidas nueve personas.