Tenerife
ANÁLISIS DEL PADRÓN MUNICIPAL (20) SAN JUAN DE LA RAMBLA

SAN JUAN DE LA RAMBLA, entre vecinos

Con poco menos de cinco mil habitantes en 2001, este municipio sufre el proceso de terciarización, que se traduce en la fuga de activos hacia los centros turísticos. La penetración de extranjeros no es destacada, si bien se aprecia un flujo de retorno de venezolanos y también de alemanes residentes.
S. LOJENDIO, S/C de Tenerife
29/ago/03 12:19 PM
Edición impresa

La forma de ocupación del territorio que se observa en San Juan de la Rambla está relacionada con los primeros asentamientos.

Así, los colaboradores del Adelantado eligieron la costa, con buenas tierras para la caña de azúcar y después la vid, mientras el resto se dispersó por los lomos (Quevedo, La Vera, Las Rozas).

Hacia 1520, Martín Rodríguez formó una hacienda en lo que hoy es el barrio de Las Aguas, construyó una ermita a la advocación de San Juan y, poco a poco, se fueron estableciendo otros vecinos, las familias más importantes, y el lugar que empezó a ser conocido como San Juan del Malpaís se constituyó en núcleo fundacional.

El vino, el malvasía, era una de las principales fuentes de riqueza, y la agricultura de subsistencia, cerealística ocupaba la zona alta.

A finales del XVII, la población se cifraba en un millar de almas, número que se redujo con la emigración, fundamentalmente a Cuba y posteriormente a Venezuela, en las siguientes centurias.

El comportamiento demográfico de San Juan de la Rambla no varía con respecto al que se da en otros municipios del NO, obligados a sustituir el modelo agrícola tradicional por la terciarización.

La fuga de mano de obra hacia los municipios vecinos con peso en el sector turístico, los nichos de empleo del sector servicios y la construcción, es una constante.

Aunque San Juan de la Rambla ha iniciado una tímida actividad turística, localizada en la zona de Las Aguas, el volumen del flujo de extranjeros no es sustancial.

En cualquier caso, destaca la emigración de retorno procedente de Venezuela, así como los grupos de alemanes que eligen el municipio por sus óptimas condiciones residenciales.

AGRIO TRASLADO

El ayuntamiento sube a San José

En un pleno extraordinario del Ayuntamiento de San Juan de la Rambla celebrado el 16 febrero de 2001, por siete votos contra cuatro se acordó el traslado de las dependencias municipales desde el casco, en la zona de costa, hacia el populoso barrio de San José. Los defensores de esta medida la fundamentaron en cuatro principios básicos. En primer lugar, el barrio de San José contaba con más población que la cabecera municipal; en segundo, el traslado de las dependencias municipales era independiente a la condición de capital del municipio, que seguiría ostentando el casco; además se argumentaba la existencia de unas firmas en 1991 que ya solicitaban este traslado y, por último, se habló de la necesidad de concentrar las dependencias municipales, hasta entonces dispersas.

ANÁLISIS DEL PADRÓN MUNICIPAL (20) SAN JUAN DE LA RAMBLA