Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
CC se reafirma en contra de la política de hacer bloques de partidos leer
ANÁLISIS DEL PADRÓN MUNICIPAL (23) SANTA ÚRSULA

SANTA ÚRSULA, acento alemán y leve expansión

En este municipio de la comarca de Acentejo fue, precisamente, donde la compañía inglesa Fyffes, en los años veinte del siglo pasado, introdujo el cultivo de la platanera. La comunidad germana es el elemento más representativo entre los extranjeros, que superan el diez por ciento de los empadronados en 2001.
S. LOJENDIO, S/C de Tenerife
1/sep/03 12:20 PM
Edición impresa

Cuando Viera y Clavijo da una idea de la población de Tenerife, refiriéndose a Santa Úrsula dice que "está a media legua de La Victoria y a cuatro de La Laguna. Es un lugar poco arruado (poco adormecido), un territorio sano, alegre, despejado, con muchas heredades de viñas, agua excelente llamada de Chimaque y árboles frutales de toda especie".

Esta imagen idílica, y que hace mención a un paisaje agrícola anterior, habla de este municipio que integra la comarca de Acentejo, reconocido por sus excelentes viñedos, por su producción cerealística y, también, por la abundancia de papas.

Fue precisamente en Santa Úrsula donde se introdujo el cultivo de la platanera en los años veinte del siglo pasado, con la instalación de la casa inglesa Fyffes y la apertura de galerías de agua, que posteriormente se iría extendiendo a los municipios vecinos y al resto de la Isla.

La realidad socioeconómica de Santa Úrsula está ligada, de un lado, a la crisis del modelo agroexportador y, de otro, a la cercanía con los núcleos de la Orotava y Puerto de la Cruz, las cabeceras municipales de más raigambre y polarización de la zona, pero también su proximidad con Los Realejos y La Matanza, lugares con los que siempre ha mantenido una estrecha relación.

Las variaciones residenciales que se produjeron en el año 2001 así lo ponen de manifiesto, constatándose un continuo flujo de grupos humanos y un intercambio constante en la zona. Esta movilidad se explica por motivaciones de carácter laboral, fundamentalmente las relacionadas con el desarrollo de turismo, el sector servicios y la construcción.

Aunque la población del casco sigue siendo mayoritaria, núcleos como el de Cuesta de la Villa o el barrio alto de La Corujera, donde se emplaza la urbanización Tamaide, un foco de expansión regulado como ciudad-jardín, le disputan esta supremacía.

En las bases del Plan General de Ordenación del municipio ya estaba prevista la expansión de la cabecera municipal a partir de la zona de El Calvario.

Lo cierto es que la progresiva penetración de extranjeros se dejó sentir en el padrón de 2001, donde los foráneos superaban el diez por ciento del total de registros, siendo los alemanes la comunidad hegemónica, casi con el 50 por ciento del total de inscripciones, y en menor mediada los británicos.

No obstante, también resulta significativa la comunidad americana, principalmente los venezolanos, ligados a la emigración de retorno.

foráneos

Corrientes de tipo residencial

Una de las formas de asentamiento más tradicionales de las corrientes inmigratorias europeas es la constituida por las urbanizaciones de tipo residencial, caracterizadas por un entorno favorable y que se encuentran localizadas, fundamentalmente, en la zona de costa. En el caso del municipio de Santa Úrsula, el ejemplo más representativo es el de La Quinta, una zona que es objeto de un plan parcial denominado la Quinta Roja. Como es habitual en la vertiente norte de Tenerife, el grupo de foráneos más significativo lo representa la comunidad alemana, jubilados y pensionistas que encuentran en esta ciudad-jardín el acomodo ideal. Se trata de urbanizaciones de baja densidad y cierto nivel de calidad en la edificación que, en el caso de La Quinta, comparte espacio con el área de desarrollo turístico, representada por el hotel del mismo nombre. No obstante, el aislamiento constituye uno de los elementos más atractivos de su promoción.

ANÁLISIS DEL PADRÓN MUNICIPAL (23) SANTA ÚRSULA