Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Policía detiene en Zaragoza al 'Rey del Cachopo' leer

Muere Charles Bronson, uno de los últimos ?duros? de Hollywood

Una neumonía acabó con la vida del popular actor, que antes de encarnar al prototipo del justiciero solitario forjó su leyenda de hombre de acción en películas como "Los siete magníficos", "La gran evasión", "Doce del patíbulo", "Hasta que llegó su hora", "Teléfono" y "El luchador".
EFE, Los Angeles
2/sep/03 20:23 PM
Edición impresa

El actor Charles Bronson, protagonista por excelencia de películas de acción y uno de los últimos "duros" de Hollywood, murió el sábado en Los Angeles a causa de una neumonía, según informó ayer su agente.

El actor, de 81 años, falleció en el hospital Cedars-Sinai de Los Angeles tras cuatro semanas de enfermedad y estaba acompañado de su tercera esposa, Kim Weeks, según explicó la agente, Lori Jonas.

Bronson rodó 97 películas de cine o telefilmes, así como numerosos episodios de series de televisión, casi siempre como rudo vaquero, bandido, soldado, asesino a sueldo o -su especialidad- vengador sanguinario contra malvados criminales.

Hijo de inmigrantes lituanos muy pobres, nació con el nombre Charles Buchinsky en la ciudad minera de Ehrenfeld (Pensilvania) y comenzó a trabajar en las minas de carbón a los 16 años.

Tuvo tres hijos: Susan y Tomy (con su primera esposa, Harriet Fendler con quien se casó en 1944) y Zuleika (con su segunda mujer, Jill Ireland con quien se unió en 1968).

Tras la muerte de Jill Ireland en 1990 por un cáncer de mama, lo que le sumió en una profunda depresión, se casó años más tarde con quien le acompañaría hasta su muerte, Kim Weeks.

Sus rasgos secos y su voz callosa le permitieron desde 1951 conseguir numerosos papeles secundarios como hombre duro y resuelto, y a finales de los años 60 ya era un clásico secundario en títulos de gran envergadura como "Los siete magníficos", "La gran evasión" o "Doce del Patíbulo".

Sin embargo, Bronson sintió que se estaba encasillando y no conseguía papeles protagonistas.

Por ello, igual que hizo en aquella época Clint Eastwood, a finales de los 60 y comienzos de los 70 se embarcó en una serie de películas realizadas en Europa, como "El pasajero de la lluvia", o "spaguetti western" rodados en España o Italia, como "Hasta que llegó su hora" o "Sol Rojo", que le permitieron subir un peldaño en el escalafón.

Volvió a Hollywood convertido en una estrella para protagonizar la mayoría de las películas que rodó posteriormente. Muchas de ellas como gángster, asesino a sueldo o vengador justiciero.

Bronson rodó una impresionante lista de películas en los años 70 y 80. Los filmes no tenían un presupuesto importante, pero había mucha acción y ello le convirtió en uno de los actores mejor pagados y populares de Hollywood.

Martillo de criminales

La película "Death Wish" ("El justiciero de la ciudad") marcó en 1971 un punto y aparte en la carrera de Bronson, un actor que hasta entonces sólo se había como "secundario de lujo", dotado de buenos bíceps y un rostro pétreo. Esta cinta de Michael Winner muestra cómo un progresista antibelicista se embarca en una sangrienta saga de asesinatos de criminales para vengar la muerte de su familia a manos de delincuentes comunes. "Death Wish" tuvo tres secuelas más, entre ellas "Yo soy la justicia", que al igual que su precedente recibió las críticas de quienes consideraban los filmes innecesariamente violentos y con un mensaje político "inadecuado". Sin embargo, Bronson defendió a sus personajes, ya que consideraba que el ciudadano estaba indefenso frente a la inacción de las autoridades contra el crimen. En la vida real, Charles Bronson era tan esquivo como muchos de sus personajes, de hecho rehuyó siempre la vida social y el glamour de Hollywood, alejamiento que se acentuó tras la muerte de su esposa y gran amor de su vida, la actriz Jill Ireland.