Sucesos

Un narcotraficante del Ulster podría estar fugado en Tenerife

Pertenecía a una organización desarticulada que se dedicaba a introducir drogas sintéticas en el Reino Unido. Este grupo delictivo tiene varias propiedades en la Isla, donde se cree que puede ocultarse otro de los componentes.
EL DÍA/EFE, Tenerife/Belfast
2/sep/03 10:17 AM
Edición impresa

La policía de Irlanda del Norte cree que ha huido a España al menos uno de los miembros de una banda que se dedicaba a introducir drogas sintéticas en el Ulster, detectada tras la aprehensión de 120.000 pastillas de éxtasis.

Fuerzas de la seguridad del Ulster se incautaron este fin de semana en Ballyclare, en el condado de Antrim, de un cargamento de éxtasis valorado en más de 1,7 millones de euros en un camión, una operación en la que detuvieron al conductor del vehículo, Paul Hughes, de 39 años.

En una audiencia judicial, el detective encargado del caso pidió al juez que no conceda la libertad provisional a Hughes para evitar que huya a España, pero finalmente el magistrado lo rechazó. ""Sabemos que esta banda tiene propiedades en España y en Tenerife, y podría huir ahí junto con otros miembros. Otra persona que estamos buscando ya se ha escapado a España"", aseguró el detective.

Según este Policía, la droga incautada estaba destinada a paramilitares leales, que tenían intención de distribuirla en el condado de Down.

Paul Hughes fue arrestado el sábado y acusado de posesión de drogas y de posesión con intención de traficar con estupefacientes.

Su abogada, Fionnuala Mc-Grady, pidió su libertad bajo fianza y aseguró que no tiene intención de fugarse, pues la policía se ha quedado con su pasaporte y su carnet de conducir.

Al final, el magistrado Geoff Millar le concedió al acusado libertad bajo fianza de casi 1.500 euros y garantías por más de 7.000 euros.

Cocaína en filtros

Por otra parte, Funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Playa de Las Américas han detenido a un joven de 20 años y nacionalidad británica como presunto autor de un delito contra la salud pública y de otro de resistencia y desobediencia.

El detenido, identificado como R.C., fue sorprendido por la Policía en el momento en que trataba de realizar una venta. Para pasar desapercibido, el arrestado separaba la cocaína en pequeñas bolsas de plástico, para luego introducirla en los filtros de los cigarrillos.