Sucesos

No se descarta la implicación de Dolores Vázquez en el asesinato de Rocío

Los investigadores creen que el proceso para esclarecer los asesinatos de las jóvenes de Mijas y Coín será largo y aseguran que la posible vinculación de los dos crímenes no cierra ninguna línea de investigación. La madre de Sonia Carabantes Guzmán confía en que se detenga a los asesinos de su hija.
EFE, Coín (Málaga)
3/sep/03 10:17 AM
Edición impresa

Los investigadores consideran que la posible vinculación entre los casos de los crímenes de Coín y Mijas a raíz de la similitud de unas muestras de ADN no descarta la presunta implicación de Dolores Vázquez en la muerte de Rocío Wanninkhof.

Fuentes cercanas al caso informaron de que actualmente se mantienen abiertas todas las líneas de investigación, y que se prevé que el proceso para esclarecer ambos crímenes, ocurridos en un intervalo de tiempo de casi cuatro años, será ""largo"".

Sobre la próxima petición de que se sobresea el caso, anunciada por la defensa de Dolores Vázquez, las fuentes indicaron que sería ""justo y de justicia"" que se acceda a esta solicitud si se demuestra su inocencia, pero puntualizaron que sería ""un arma de doble filo"" si tiene algún tipo de relación con el suceso.

Aunque el ADN es ""una huella dactilar biológica que puede dar nombres y apellidos de los asesinos"", las fuentes precisaron que es necesario cotejar las muestras extraídas con las de uno o varios sospechosos, por lo que para ello es necesario averiguar primero quienes pueden serlo.

Entre los argumentos que mantienen los investigadores para no descartar la presunta implicación de Dolores Vázquez en el crimen de Rocío Wanninkhof están las ""contradicciones"" que hubo durante el proceso.

Una de ellas es que Dolores ""negó haber prestado su coche a terceras personas"", un dato relevante para los investigadores, ya que agentes de la Guardia Civil vieron cómo el vehículo era llevado por otras personas.

La conexión entre ambos crímenes se produce al cotejar las muestras de ADN extraídas bajo las uñas de Sonia Carabantes con la obtenida de la saliva de una colilla encontrada durante la investigación del crimen de Rocío Wanninkhof.

Aunque Vázquez, amiga de la familia de la víctima, fue declarada culpable por un jurado popular, el Tribunal Supremo anuló la condena y ordenó repetir el juicio al entender que la sentencia no estaba debidamente motivada.

Por ello, la Audiencia Provincial de Málaga fijó el próximo 14 de octubre como fecha de inicio de la repetición de la vista oral.

""Que sufran lo mismo""

Encarna Guzmán, la madre de la Sonia Carabantes, confió en que la investigación permita detener a los autores del crimen, a los que deseó que ""sufran igual que ella sufrió"".

Tras hablar con la madre de Rocío, Alicia Hornos, quien está ""igual de sorprendida"" -comentó-, Guzmán dijo que espera que ambos casos puedan resolverse y que está ""contrariada porque no esperaba esto"", en alusión a la vinculación entre las muestras.

""Me han quitado a mi hija y quiero que el asesino o asesinos lo paguen, porque a ella ya no me la devuelven"", aseveró Encarna, quien destacó que prefiere que se hagan todas las pruebas necesarias antes del entierro de su hija.