Actualidad

Inhabilitado un parlamentario abertzale por exaltar las acciones de la banda


EFE, Bilbao
6/sep/03 14:13 PM
Edición impresa

EFE, Bilbao

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha condenado al parlamentario de Sozialistak Abertzalea (SA), antigua Batasuna, Jon Salaberria, a 7 años de inhabilitación absoluta y uno de prisión como autor de un delito de enaltecimiento de las acciones terroristas de ETA, según el fallo difundido ayer por dicho órgano judicial.

Dicha condena responde a la querella contra Salaberria presentada por la Fiscalía General del Estado en abril de 2002 por unas declaraciones de este parlamentario sobre la lucha armada de ETA en un pleno de la Cámara vasca.

La causa se ha instruido ante el TSJPV debido a la condición de aforado de Salaberria.

En un debate sobre la insumisión celebrado el 12 de abril de 2002, Jon Salaberria aseguró en el estrado del Parlamento vasco que "la lucha armada de ETA responde a la defensa de derechos legítimos que tiene el pueblo vasco".

También dijo que "desvirtuando la naturaleza del conflicto no hay manera de buscar soluciones y ustedes -en referencia a las peticiones del resto de grupos de que condenara a ETA-, saben perfectamente que la lucha armada de ETA no responde a la voluntad de imponer ideas".

"La lucha armada de ETA responde a la defensa de derechos legítimos que tiene el pueblo vasco. Es exactamente igual que la lucha armada del IRA, que suspendió la organización armada IRA en el momento en el que el Gobierno británico reconoció el derecho de autodeterminación al pueblo de Irlanda", agregó Salaberria.

El parlamentario subrayó que "si ustedes siguen planteando que aquí hay un conflicto armado cuyo origen es la imposición de un conflicto político, sencilla y razonablemente ustedes mienten y así no hay manera de buscar soluciones".

El fiscal consideró que estas palabras no están amparadas por la inviolabilidad parlamentaria que, en virtud del Estatuto de Autonomía del País Vasco, se aplica a los actos y opiniones de los parlamentarios en el ejercicio de su actividad parlamentaria.

En su querella, el ministerio público recalcó que las "opiniones" a las que hace referencia el Estatuto deben ser interpretadas exclusivamente en el sentido de "declaraciones de juicio o de voluntad", y, en este caso concreto, "ni el sentido literal de las palabras empleadas ni el contexto en que lo fueron permite inferir con seguridad que el querellante emitiera una mera opinión propia".

El fiscal aseguró que las declaraciones de Salaberria "exceden en mucho" de la mera opinión, "entrañan una valoración positiva de las acciones de la banda terrorista e implican una identificación con sus fines y con sus actos".