Nacional

Atacada por vigesimoséptima vez en 20 años la sede del PSE-EE en Rentería

La dirección de la formación socialista denunció la falta de seguridad con la que se vive en el País Vasco, pero dejó claro que continuarán presentes en los municipios vascos. Varios desconocidos rociaron el local con líquido inflamable y le prendieron fuego mediante el lanzamiento de un "cóctel molotov".
COLPISA, Rentería
7/sep/03 19:44 PM
Edición impresa

Varios desconocidos atacaron durante la madrugada de ayer la Casa del Pueblo de Rentería (Guipúzcoa). El ataque hace el número 27 en los últimos veinte años y causó daños materiales de importancia a la sede socialista. La dirección de la formación denunció la falta de seguridad con la que se vive en Euskadi, pero aclaró que los socialistas continuarán presentes en los municipios vascos.

El atentado tuvo lugar a las cuatro y media de la madrugada cuando personas sin identificar accedieron a la Casa del Pueblo por la parte de atrás de las instalaciones. Los violentos rociaron el local con líquido inflamable y le prendieron fuego después arrojando al interior un "cóctel molotov". El local sufrió daños materiales de consideración que provocaron el desplome del techo del bar y que afectaron a los diferentes despachos de la sede socialista, con especial incidencia en el material informático, que quedó completamente destruido.

El alcalde de Rentería, el socialista Miguel Buen, visitó la Casa del Pueblo y recordó que ha sufrido 27 ataques similares en sus veinte años de existencia. Atribuyó el "ensañamiento" de los violentos a que estos no asuman que el PSE-EE lleve dos décadas al frente de la alcaldía de la localidad guipuzcoana. Buen advirtió, no obstante, a los autores del atentado de que "no nos vamos a mover de aquí porque llevamos muchos más años que ellos aquí y aspiramos a seguir aquí todos los militantes del PSE-EE", con el compromiso de "trabajar defendiendo la Constitución, el Estatuto, haciendo frente a planes soberanistas y haciendo frente también a actitudes intransigentes de los dos gobiernos, el vasco y el central".

Planes de protección

Buen se dirigió al consejero de Interior, Javier Balza, a quien insistió en que "ponga en marcha de verdad" planes de protección contra la "kale borroka" y aseguró que "todos los que se iban a poner en marcha no existen realmente".

El presidente del PSE-EE, Euskadi, Jesús Eguiguren, visitó el local atacado. Después se desplazó a San Sebastián, donde participó en una reunión de las Juventudes Socialistas, donde aprovechó para arremeter contra el plan Ibarretxe, del que dijo que sólo pretende "dividir" a la sociedad vasca y "acabar" con el pacto que supuso el Estatuto.

En este sentido, se dirigió a Ibarretxe para recordarle que su plan soberanista sólo saldrá adelante con los votos de Sozialista Abertzaleak, la antigua Batasuna. "Los socialistas no vamos a apoyar su plan ni en los términos en los que lo ha presentado ni aunque introduzca modificaciones en el texto".

El presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, envió "toda la solidaridad" al PSE-EE y advirtió a los autores del ataque de que "seguirán los pasos del comando Vizcaya, serán detenidos y encarcelados lo antes posible". Se mostró convencido de que tanto Otegi como el resto de parlamentarios de SA "puede dar mucha información sobre quiénes han quemado la sede socialista", ya que "están en las mismas siglas".

Díaz de Mera felicita a la Ertzaintza

El director general de la Policía, Agustín Díaz de Mera, felicitó ayer a la Ertzaintza por la "brillante operación" que culminó el viernes con la detención de cuatro presuntos integrantes del comando "Vizcaya" y destacó la vinculación de la única mujer de los apresados, Ziortza Fernández, con la ilegalizada Batasuna.

En una visita al Centro de Fomación de la Policía, subrayó el hecho de que Ziortza Fernández estuviera inscrita en las listas de Batasuna "en las elecciones de 1997 y 1999". "Esto confirma una vez más lo ya tantas veces constatado, que este partido ilegalizado es el soporte político de la banda terrorista ETA", explicó el director general de la Policía en declaraciones a los periodistas. Díaz de Mera hizo hincapié en el "largo proceso de investigación" que ha requerido esta actuación, así como en la importancia de la misma, al haber "evitado otra serie de indudables atentados que estaban preparados, tal y como se ha constatado por el material explosivo incautado en la lonja de Galdácano". Además de aclarar que la investigación "sigue abierta", incidió en el hecho de que la operación de la policía autónoma vasca haya servido para detener a Gorka Martínez, tras "constatar" que era un "instrumento de apoyo y coordinación con el comando Vizcaya, trabajando, nada más y nada menos, que en las cercanías administrativas de la Policía Local de Amorebieta".