Jornada Deportiva
CONFIRMACIÓN

Amaral repitió el once inicial en el último entreno


E.E., Algeciras
7/sep/03 11:56 AM
Edición impresa

La segunda jornada del Tenerife en Algeciras transcurrió con tranquilidad. A primera hora de la mañana, el equipo se puso en pie para desayunar y hacer la primera y única sesión de entrenamiento en tierras gaditanas, toda vez que la del pasado viernes quedó suspendida.

Una guagua trasladó a los jugadores hasta Pueblonuevo de Guadiaro, un barrio perteneciente al municipio de San Roque que dista 25 kilómetros del hotel de concentración. En ese recinto, inaugurado el 13 de diciembre de 2002, de césped pero sin gradas ni señalización de las líneas de juego, el Tenerife entrenó durante aproximadamente una hora y media. Hizo bastante calor.

El trabajo del plantel fue de baja intensidad. Después de un suave calentamiento que incluyó unos minutos de carrera, David ordenó la realización de una serie de juegos con balón y también dividió a los jugadores en dos equipos para realizar un partidillo en un campo reducido.

Amaral colocó a los once titulares (Álvaro; Moya, Djukic, Corona; Cristo, Garai, Jesús, Roberto Carlos; Antonio, Airam; Keko) y estos futbolistas realizaron algunos movimientos. El entrenamiento concluyó con más juegos de balón. Sólo Edu Moya, con pequeñas molestias, se subió a la guagua aplicándose un poco de hielo, aunque estará esta tarde en el conjunto que se enfrentará al Algeciras.

Por la tarde, descanso

A la una y media de la tarde, el equipo almorzó y luego pasó la tarde descansando. Entretanto llegó el consejero Julio Luis Pérez, representante del consejo de administración. Algunos expedicionarios aprovecharon la jornada para ver los partidos televisados, tanto de fútbol como de baloncesto, y así se pasó el día, un poco aburrido para ser sinceros.

CONFIRMACIÓN