Jornada Deportiva

ONCE gana la contrarreloj e Igor González, primer líder

Los hombres de Manolo Saiz dominaron la contrarreloj de principio a fin y desde el paso del puerto que estrenaba el recorrido ya fueron marcando los mejores tiempos. El conjunto español relegó a la segunda plaza al US Postal.
EFE, Gijón
7/sep/03 11:56 AM
Edición impresa

El ONCE Eroski cumplió los pronósticos y empezó como lo hizo en Valencia en la pasada edición, con una victoria en la contrarreloj por equipos, esta vez en Gijón, de 28 kilómetros, que le permitió a su líder, Igor González de Galdeano, enfundarse el primer maillot oro de la Vuelta.

Los hombres de Manolo Saiz dominaron la contrarreloj de principio a fin y desde el paso del puerto que estrenaba el recorrido ya fueron marcando los mejores tiempos, a pesar de que rodaron casi en todo el momento con 7 corredores porque el alemán Jorg Jaksche se descolgó y Mikel Pradera se quedó a esperarle.

El ONCE Eroski, auténtico especialista en esta especialidad, invirtió un tiempo de 32.01 minutos, a una espectacular media de 52,5 kms/hora, en un recorrido difícil, de fuerza, jalonado de curvas y circuito urbano. La sincronización en los relevos y la experiencia en estos exámenes permitieron el éxito de los hombres de amarillo.

El conjunto español relegó a la segunda plaza a los estadounidenses del US Postal por tan sólo 10 segundos, por lo que su jefe de filas, Roberto Heras, observa de cerca al líder. La tercera posición se la adjudicó el primer equipo en tomar la salida, el iBanesto.com, de Mancebo y Unai Osa, a 24 segundos.

Igor González, quien ya vistió de oro en la Vuelta del 99, se apuntó más de un minuto de ventaja respecto a algunos de los que serán sus rivales director hasta Madrid. Así, el Cofidis de David Millar se dejó 56 segundos, Angel Casero y el Bianchi cedieron 1.01 y el palo de la jornada se lo llevó el vencedor de la pasada edición, Aitor González.

El líder del Fassa Bortolo tuvo la mala suerte de pinchar a falta de 2 kms de meta y esto obligó a que se descompusiere todo el equipo, que con 4 unidades debió esperar a un quinto componente para marcar el tiempo en la llegada. El coste fue de 1.25 minutos, demasiado agujero para el día del estreno.

Sin embargo, el Kelme mantuvo el tipo y obtuvo una meritoria cuarta plaza, a 45 segundos del ONCE. Con Oscar Sevilla a la cabeza, los hombres de Vicente Belda demostraron solvencia en esta especialidad. El líder del equipo decano acusó falta de competición, pero ya está en camino de recuperar la forma que le permita luchar en el grupo de favoritos.

Entre los afectados por la contrarreloj inicial de Gijón también figura el CSC de Carlos Sastre, que perdió 1.27. Como era presumible, Mario Cipollini, campeón mundial, se paseó ataviado con el uniforme cebra del Domina Vacanza para ceder 2.01.