Tenerife Norte
MARCOS BRITO GUTIÉRREZ ALCALDE DE PUERTO DE LA CRUZ

""La comisaría portuense es la más abandonada de Canarias""

El mandatario de CC reconoce que hizo todo lo posible por ""retener"" a Milagros Luis, presume de la salud del pacto con el PP, ataca al PSOE y pide unidad en la demanda de más medios policiales.
R. SÁNCHEZ, Pto. de la Cruz
7/sep/03 18:43 PM
Edición impresa

Marcos Brito Gutiérrez nació en Valverde (El Hierro) en 1940, aunque toda su trayectoria política la ha desarrollado en Tenerife y, en especial, en Puerto de la Cruz, ciudad de la que ha sido alcalde en tres periodos diferentes: de 1976 a 1979, de 1995 a 1999 y desde junio de 2003. Su primera victoria por mayoría al frente de CC en la ciudad turística, el pasado 25-M, le tiene ""como un pavo real cuando se le abre la cola"". Piensa muy en serio en retirarse al final del mandato, pero antes tiene trabajo pendiente, como por ejemplo, que la comisaría de la Policía Nacional en Puerto de la Cruz deje de ser, a su juicio, ""la más abandonada de Canarias"".

-¿Cómo recibió el 25-M la noticia de que sería de nuevo alcalde?

-Ese triunfo es la mayor satisfacción política que he tenido. Ganar las elecciones por mayoría en Puerto de la Cruz, la cuna del socialismo, su buque insignia, es algo inolvidable. Porque ganar las elecciones no es el reconocimiento a un trabajo puntual, sino a toda una trayectoria.

-¿Dígame el gran error y la gran virtud del gobierno de Salvador García (PSOE)?

-El gran error es no saber gestionar y desarrollar sólo una política de palabra. Trasladar un mensaje que no se ajustaba a la realidad ni al trabajo diario. Yo no destacaría nada de la acción de gobierno del PSOE en los últimos cuatro años, porque sería ir en contra de la opinión de los propios votantes. Sólo resaltaría la facilidad y capacidad del alcalde y su grupo para vender constantemente humo.

-¿Fue difícil llegar a un acuerdo de gobierno con el PP?

-Todas las negociaciones, si son serias, deben ser duras, ya que cada uno defiende su programa. Los partidos tratan, como es lógico, de acaparar el máximo poder posible y de asumir las mejores concejalías. A nosotros nunca nos pesaron las prisas y siempre tuvimos claro que yo sería el alcalde. Aguantamos el tipo hasta última hora, a pesar de que teníamos presiones de nuestro propio partido para cerrar el acuerdo cuanto antes.

-¿Eva Navarro exigió la Alcaldía para el PP?

-Eso fue una estrategia para obtener un mayor rendimiento en la negociación, pero creo que nunca se pensó en serio.

-¿Qué balance hace de los primeros meses de pacto con el PP?

-No hemos tenido ningún problema. Los 14 concejales trabajamos con un objetivo común, como si fuéramos del mismo partido.

-¿En su relación con Eva Navarro no existen tiranteces?

-Hasta ahora, mi relación con Navarro y con el resto de ediles del PP es excelente.

-¿Hubiera preferido que Milagros Luis Brito continuara?

-Sin ningún género de dudas. Desde el punto de vista personal y como alcalde, me hubiera gustado que Milagros continuara en el ayuntamiento. Además, puedo decir que, como miembro de CC, hice todas las gestiones posibles para que continuara aquí. Lo que ocurre es que pertenecemos a una formación política donde hay criterios diferentes y se pensó que ella desempeñaría un mejor papel en la Viceconsejería. Intenté que se quedara, pero, como es natural, ganó la partida el presidente, aunque no con mi aplauso.

-¿Serán estos sus últimos cuatro años en política?

-En política es difícil decir me retiro en cuatro años o en cinco. Yo me iba a retirar en 1979 y aquí sigo, aunque está claro que hay que dejar paso a gente joven y que yo mucho años más no voy a seguir. En este mandato me dedicaré a ir despejando esa incógnita. Desde el punto de vista personal, he colmado todas mis aspiraciones. Siempre he estado satisfecho con mi labor, pero si cierro mi vida política con una victoria tan aplastante como la del 25-M, sobre el partido que era el más votado desde 1979, y como alcalde portuense, para mí sería una jubilación insuperable.

""Asumo mi trayectoria""

-¿Qué le diría a la gente que le reprocha haber sido alcalde durante la dictadura?

-En primer lugar, yo asumo toda mi trayectoria política. Los que nos quedamos aquí y pasamos mucho sacrificio en la posguerra también ayudamos a combatir las injusticias. Sin embargo, debo aclarar que nunca fui alcalde en la época de Franco, sino en la transición, de 1976 a 1979. Para mí, y para mi familia y amigos, una de las grandes satisfacciones de la victoria electoral del 25-M fue ganarle las elecciones a ese grupo de personas, que considero miserables en política, que no valoran lo que uno hace, sino que tratan de oscurecer tu labor inventando demonios. Y dije en su momento que ahora tendrían que enterrar para siempre esos demonios y callarse, porque Marcos Brito ha sido alcalde por la mayoría de votos de los portuenses. Tendrán que morderse la lengua y tener cuidado con no envenenarse. Soy un hombre feliz que culmina su etapa política. Trabajo muchísimo, pero, como le digo a mis amigos, estoy como un pavo real cuando se le abre la cola.

-¿Qué necesita Puerto de la Cruz para recuperar el estatus perdido?

-Lo que necesita, y lo estamos consiguiendo, es trabajar con gente que crea en Puerto de la Cruz. Los pesimistas y los derrotistas no caben en el proyecto político de CC para mejorar y revitalizar Puerto de la Cruz. La ciudad necesita el apoyo unánime del Cabildo, la Comunidad Autónoma y el Gobierno del Estado, pero no pedimos limosnas. Tenemos que ser exigentes, gobierne quien gobierne, y defenderemos hasta la extenuación los recursos para la ciudad, pero siendo consecuentes y responsables.

-¿Qué opina del papel del PSOE local en la oposición?

-Considero que el PSOE, con tanta propuesta y tanta moción, reconoce su propio fracaso en los últimos cuatro años de gobierno. Es una especie de insulto a los ciudadanos de la ciudad que aquello que no ejecutaron cuando era su obligación lo estén proponiendo ahora, en estas primeras semanas de nuestro gobierno. Considero que de 1999 a 2003 se han perdido cuatro años. He encontrado el ayuntamiento muy mal desde el punto de vista económico y hecho un auténtico desbarajuste. De todas maneras, el PSOE tiene que saber estar con su alcalde en los temas de interés general, y estamos dispuestos a tender la mano, pero no a que se queden con ella. Yo no concibo en democracia, y soy crítico dentro de mi propio partido, que se dé el poder a los perdedores para arreglar temas que nada tiene que ver con la gestión. El voto de los ciudadanos y el poder que te otorgan hay que ejercerlo, en el seno del partido y en las instituciones. No se puede estar con pasteleos. A aquel político que no ejerce democráticamente el poder que le confieren los ciudadanos, le auguro poco futuro, en CC o en cualquier otro partido.

-En relación a esto último, es la primera vez que CC cuenta con mayoría en la Mancomunidad del Norte y, sin embargo, el nuevo gerente es el ex alcalde socialista José Vicente González, ¿cómo le ha sentado esta decisión de su compañero Oswaldo Amaro?

-Hay que ser claros. Apoyaré a mi compañero y alcalde de Los Realejos, Oswaldo Amaro, y estaré a su disposición siempre, pero ese nombramiento yo nunca lo hubiera hecho.

-¿Puerto de la Cruz abandonará la Mancomunidad del Norte?

-Nosotros haremos un análisis de los servicios que presta la entidad a Puerto de la Cruz y si de este análisis se demuestra que percibimos menos de lo que damos, propondré la salida. Ahora bien, si se cambian sus objetivos, se despolitiza y se dedica a lo que tiene que dedicarse una mancomunidad, seguiremos.

-¿Se conseguirá que la comisaría de la Policía Nacional atienda sólo a Puerto de la Cruz?

-Opino que la ciudad debe tener una comisaría única, pero con una estructura completa. Con la dotación de medios humanos y materiales suficientes. Lo prioritario es que la comisaría de Puerto de la Cruz esté en las condiciones que la ciudad merece. No es presentable que la comisaría portuense sea la más abandonada de toda Canarias, que de una plantilla de 123 agentes haya una treintena de plazas vacantes y otros tantos policías de baja por enfermedad, cuya ausencia no se cubre. Eso hay que resolverlo con urgencia. El problema no se arregla con un policía más y unos cuantos alumnos en prácticas. La solución pasa por dotar todas las plazas vacantes y luego veremos si esto es suficiente o hace falta una ampliación. No es comprensible que esas carencias se cubran con la Policía Local o que no se repartan los nuevos efectivos de forma equitativa entre las comisarías canarias. Las Palmas, Las Américas, La Laguna o La Palma reciben refuerzos y se ignora a Puerto de la Cruz. Esto ya se le ha hecho llegar a la subdelegada del Gobierno y esperamos que en febrero, cuando salgan las nuevas promociones de policías, se refuerce la comisaría portuense. Hay días en que no hay ni un policía nacional en las calles de la ciudad y no digamos nada del horario nocturno. Es hora de que todos, no sólo los políticos, sino toda la sociedad portuense, demandemos una solución inmediata.

-¿Se verán en este mandato las grandes obras del parque marítimo y el muelle deportivo?

-Ya hay un convenio marco aprobado y ahora nos reuniremos con Ricardo Melchior para constituir la comisión que debe tramitar los expedientes del proyecto y marcar los plazos, que deben cumplirse. Pero no nos engañemos, la obra total se verá en 8 ó 10 años.

-¿Será éste el mandato de la reforma del Parque San Francisco?

-Efectivamente. Voy a darle una primicia: estamos trabajando ya en las bases de un concurso de ideas para rehabilitar el Parque San Francisco, con todas las posibilidades abiertas. Es uno de los objetivos a cumplir en este mandato. No sé si la obra se podrá terminar, pero haremos todo lo posible para que esté bien encaminada.

-¿Se comprará finalmente el antiguo colegio de Los Agustinos?

-Sí, sólo estamos pendientes de un trámite del Obispado.

-¿El Norte ha sido una comarca olvidada por las administraciones?

-Sinceramente, no creo que haya estado olvidada, aunque probablemente hubiera requerido más inversiones. Sin embargo, pregunto: ¿hemos sabido reivindicar y mantener la unidad suficiente? Hagamos autocrítica.

-¿Cómo ve la situación de su partido a escala regional?

-Debe cerrar rápidamente esa especie de crisis que vive en la actualidad y que, a mi juicio, se debe a las ansias de poder de determinados políticos. A quienes los miembros del partido le han dado la facultad de formar gobierno deben cumplir con el deber democrático de gobernar.

-¿Cree que es el momento de que la alternancia en el liderazgo de CC llegue a las islas menores?

-CC debe elegir al mejor candidato o candidata, sin tener en cuenta la procedencia. Sea de la isla que sea. Y cuando eso se produzca, ganaremos las elecciones por mayoría absoluta.

MARCOS BRITO GUTIÉRREZ ALCALDE DE PUERTO DE LA CRUZ