Jornada Deportiva

Alegrón

Un gol de Kiko en el minuto 97 salvó un punto para el Tenerife.
8/sep/03 11:56 AM
Edición impresa

El Tenerife empató en el último suspiro. Se había superado el tiempo reglamentario en siete minutos, con el público local clamando contra el árbitro, cuando Kiko encontró un balón en el área pequeña y lo clavó en la portería de un Julio Iglesias pletórico, que había evitado antes varios goles de los blanquiazules. El empate llegó cuando ya no se esperaba y representó una gran alegría para un Tenerife que está en el pelotón de cabeza, con cuatro puntos. El rendimiento del equipo subió notablemente cuando entraron en el campo Andrade y Martín Posse, que debutaban oficialmente.