Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Australia-China, primer cruce de cuartos de final leer

Menos escolares en las aulas


9/sep/03 14:13 PM
Edición impresa

El número total de estudiantes en enseñanza Infantil, Primaria y Secundaria en Canarias bajará en el curso que comienza hoy en 6.254 estudiantes, pese a que el número de extranjeros escolarizados subirá en casi 4.000, hasta los 17.831.

Así, el descenso de la natalidad se compensa con la inmigración, ya sea con alumnos de otras nacionalidades o de otras comunidades autónomas, dijo el consejero de Educación, José Miguel Ruano, en una rueda de prensa celebrada ayer.

En total, iniciarán este curso 295.360 alumnos en la enseñanza Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato, un 2 por ciento menos que en el curso 2002-2003, según los datos provisionales de la Consejería de Educación, a falta de que el 30 de septiembre se cierre la matrícula definitiva.

Ruano auguró un comienzo de curso normalizado, puesto que todos los profesores están nombrados y no hay ninguna obra de reforma que vaya a demorar el inicio de las clases en ningún centro.

También se llegó a un acuerdo con los transportistas para resolver el conflicto que enfrentaba a ambas partes en la financiación de los servicios de transporte escolar.

En este sentido, Ruano informó que la Consejería aumenta en este curso el número de rutas en trece. En total, el Gobierno de Canarias transporta 39.591 alumnos a través de 1.171 rutas, de las que 598 están en la provincia de Santa Cruz de Tenerife y 573 en la de Las Palmas.. También anunció que este año continuará llevando a cabo la implantación progresiva de la figura del vigilante.

Por provincias, en Las Palmas iniciarán el curso 159.456 estudiantes y en Santa Cruz de Tenerife 135.904, y del total 54.251 estarán en Infantil, 121.113 en Primaria, 94.044 en Secundaria y 25.952 en Bachillerato.

En los centros públicos habrá 227.452 alumnos y en los privados o privados concertados 67.208, mientras que en total habrá 23.000 docentes, de ellos 6.500 interinos o sustitutos.

El curso, que se inicia entre el 9 y el 11 de septiembre en Infantil y Primaria y entre el 16 y el 19 en Secundaria, constará de 175 días lectivos, y la principal novedad es el comienzo de la implantación de la Ley Orgánica de Calidad Educativa, que supone el fin de la promoción automática de curso para los alumnos de Secundaria.

A partir de este año, no pasarán de curso aquellos estudiantes que suspendan dos o más asignaturas y para obtener la titulación de la ESO se deberán tener aprobadas, con carácter general, todas las materias. También entran en vigor los currículos de segundo y cuarto de ESO y de segundo de Bachillerato, después de que en el anterior se aplicaran los de primero y tercero de ESO y primero de Bachillerato.

También se extiende la enseñanza del inglés desde los 4 años, con el compromiso de bajarlo a los tres en próximos cursos, y se continúa la implantación de la segunda lengua extranjera en el tercer ciclo de la educación Primaria.