Vivir

Montelongo tendrá que aclarar dónde está el "blindaje" de las costas majoreras

El PSC ha pedido la comparecencia de la consejera de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias para que responda cómo piensa frenar la llegada de inmigrantes irregulares al Archipiélago. Ayer al mediodía llegaron otros 26 a Fuerteventura, 5 marroquíes y 21 subsaharianos.
EL DÍA/EFE, S/C de Tenerife
9/sep/03 19:48 PM
Edición impresa

El secretario de políticas distributivas e inmigración del PSC, Luis Pareja, pidió ayer a la consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Águeda Montelongo, para que aclare dónde está el "blindaje" anunciado en Fuerteventura, dada la elevada llegada de inmigrantes.

"Ha habido este fin de semana 111 detenidos, un muerto y un bebé de cuatro meses", enumeró Pareja antes de pedir "de una vez por todas" a Montelongo "coherencia y responsabilidad" ante lo que denominó "grave fenómeno de inmigración irregular".

A estos inmigrantes se suman los 26 detenidos al mediodía de ayer en Fuerteventura, cinco marroquíes y 21 subsaharianos, que junto a los localizados durante el fin de se-mana ya han desbordado la capacidad del centro de retención de El Matorral.

Pareja se preguntó si Águeda Montelongo "no entiende que no van a parar de venir". Para Pareja, el PP mantiene un doble discurso respecto a la inmigración, "uno en Madrid y otro en Canarias".

Situación en Ceuta

La organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) informó ayer de que el número de inmigrantes que están viviendo en un asentamiento ilegal en un monte de Ceuta supera las 400 personas.

La ONG indicó que 162 inmigrantes ocupan algunas de las 31 tiendas de campaña instaladas en el monte cercano al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) y que otros 243 duermen en las chabolas de cartón levantadas en la misma zona.

Médicos Sin Fronteras aseguró que se mantiene a la espera de la solución que adopta la Delegación del Gobierno, después de que el ente gubernativo advirtiera de que los inmigrantes deben abandonar este asentamiento ilegal, al estar en una parcela militar.

Por su parte, fuentes de la Delegación del Gobierno explicaron ayer que están a la espera de que queden plazas libres en el CETI en las próximas horas para que puedan ingresar algunos de los inmigrantes que duermen en la calle.

La Delegación del Gobierno también descartó la posibilidad de construir un campamento alternativo.

Por otra parte, la Guardia Civil detuvo ayer a 27 inmigrantes tras haber sido rescatados por un barco pesquero, cuando la patera en que viajaban, en la zona del Mar de Alborán, tenía dificultades para navegar.

Además, la Policía dispersó ayer a unos noventa inmigrantes en las inmediaciones del puerto de Melilla que intentaban ocultarse en los camiones de los feriantes que embarcan hacia la península. Todos eran de nacionalidad marroquí y la mayoría menores y adolescentes.