Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Fiscalía General del Estado decidió que la de Canarias debía abstenerse en el caso Grúas leer

Hospiten, pionero en el tratamiento de embolias cerebrales de origen cardiaco

El procedimiento, llevado a cabo por el doctor Zuheir Kabbani, se realiza con una simple anestesia local. Mediante una punción percutánea, con la ayuda de un catéter, se introduce un disco oclusor de doble hoja y, con esta técnica mínimamente invasiva, se corrige el defecto en el tabique interauricular.
EL DÍA, S/C de Tenerife
9/sep/03 19:48 PM
Edición impresa

El pasado 14 de agosto, el Servicio de Cardiología Intervencionista del Grupo Hospiten llevó a cabo, por primera vez en Tenerife, un nuevo enfoque de posibilidades terapéuticas mínimamente invasivas de una patología cardiaca congénita, consistente en un defecto en el tabique interauricular (foramen oval permanente).

La técnica fue transmitida en directo por videoconferencia desde la sala de Hemodinamia y se contó con la colaboración de un prestigioso cardiólogo intervencionista, el doctor Eulogio García, del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

El procedimiento, llevado a cabo en Hospiten Rambla para corregir dicho defecto, y dirigido por el doctor Zuheir Kabbani, jefe del Servicio de Cardiología Intervencionista del Grupo Hospiten, se realiza empleando una simple anestesia local y mediante una punción percutánea, a través de la cual, y con la ayuda de un catéter, se introduce un disco oclusor de doble hoja que se libera una vez posicionado a nivel del defecto interauricular.

Isquemia

Es de destacar que en un amplio porcentaje de pacientes que ingresan o consultan por síntomas relacionados con isquemia cerebral secundaria a embolia, el foco de origen radica a nivel de dicho tabique. Los expertos que están empleando esta técnica consideran que el cierre definitivo del tabique constituye el tratamiento eficaz para evitar futuras recidivas y daños neurológicos imprevisibles en las personas que han sufrido una embolia.

Además, cabe destacar que esta técnica aporta un eficaz resultado y permite la reincorporación a la actividad normal en 24 ó 48 horas.

Eficacia

Los pacientes que pueden beneficiarse de este tipo de procedimiento son los que han presentado síntomas neurológicos relacionados con isquemia cerebral transitoria y persistencia de defecto interauricular, a los que previamente se ha descartado una patología tromboembólica, y ya se consigue solucionar con técnicas terapéuticas mínimamente invasivas, además de asegurar una rápida recuperación.