La Palma
ANÁLISIS DEL PADRÓN MUNICIPAL (3) BREÑA ALTA

BREÑA ALTA, sabor a monte, tabaco y tradición

Su ubicación en las cercanías de la capital aumenta de forma considerable su atractivo. El 47,3 por ciento de la población nació en otra localidad de la Isla, mientras que los extranjeros alcanzan el 10,1% del padrón. Se trata de un municipio en crecimiento, pero que mantiene con orgullo sus tradiciones.
EL DÍA, Breña Alta
13/sep/03 19:55 PM
Edición impresa

El municipio de Breña Alta se asienta sobre un hermoso valle cuya población está concentrada, especialmente, en las zonas de medianías. Escoltado al Norte por Santa Cruz de La Palma, al Sur por Breña Alta y el Oeste por El Paso, la localidad breñusca se extiende desde la mar hasta las cresterías de Cumbre Nueva, ofreciendo un paisaje verde y fértil salpicado de atractivos caminos y ancestrales senderos que discurren entre bosques de laurisilva.

En estas tierras, que en origen estuvieron dedicadas al pastoreo de los ganados prehispánicos, se cultiva un amplio abanico de productos, pero el más conocido es, sin lugar a dudas, el tabaco, cuya elaboración se mantiene de forma tradicional, asumiendo también protagonismo la viña, los frutales, el cultivo de la papa y la platanera, aunque es cierto que con el paso del tiempo ha decrecido el número de huertas.

Para conocer Breña Alta es irrenunciable hablar de sus tradiciones. La devoción por la fiesta de la Cruz y por los deportes autóctonos, principalmente la lucha canaria, alcanzan un realce mayúsculo desde San Pedro hasta Botazo pasando por Buenavista, La Cuesta, Las Ledas, El Llanito, Miranda y San Isidro. De obligado cumplimiento también es informar acerca de sus lugares de mayor atractivo, zonas de referencia como el mirador de La Concepción, la iglesia de San Pedro o la zona recreativa de la Pared Vieja.

La emigración a tierras americanas es parte de la historia breñusca. En el siglo XIX muchos paisanos intentaron labrarse un mejor porvenir y encontraron en Cuba su lugar de acogida, una tierra con la que todavía hoy se mantienen unos fuertes lazos de unión.

La atracción

La ubicación geográfica de Breña Alta aumenta de forma natural su atractivo. Su cercanía con la capital ya fue argumento básico para que tras la conquista nobles y burgueses se hicieran construir ostentosas haciendas para veranear en estas campiñas de tan buen clima. Esta tendencia se mantiene en nuestros días, aunque adaptada a los tiempos modernos; es decir, la dificultad para la construcción de viviendas en la capital invita a cientos de familias a optar por esta localidad cercana.

Sólo hace falta observar de reojo el padrón municipal para comprobar que el 47,3 por ciento de su población procede de otros pueblos, mientras que sólo el 38,6 por ciento de los residentes es natural de Breña Alta. En cuanto a los extranjeros, 322, destaca la presencia de alemanes y, en menor medida, venezolanos.

Breña Alta es, hoy por hoy, un municipio en crecimiento, que trata de apostar por la modernización pero reforzando claramente sus señas de identidad y la herencia de sus antepasados.

ANÁLISIS DEL PADRÓN MUNICIPAL (3) BREÑA ALTA