Jornada Deportiva

El Barcelona supo mantener su ventaja sobre el Albacete

El conjunto local, muy inocente, no pudo con un equipo que no jugó bien, pero fue más eficaz que su rival. El tanto que marcaron los albicelestes en los últimos instantes dio emoción al partido, aunque no cambió el resultado.
15/sep/03 21:39 PM
Edición impresa

El Barça completó su segundo triunfo de la Liga, con más suerte que juego, tras derrotar al Albacete (1-2) en el Carlos Belmonte.

Cocu encarriló la victoria azulgrana en dos minutos. El holandés engatilló un buen zurdazo desde la lejanía que un sorprendido Roa no pudo atajar. La defensa local estaba dormida. Una imagen de debilidad que el Barça pretendía aprovechar.

La ventaja abrió la veda. El Albacete buscaba la portería de Valdés. Les faltaba profundidad. Llegaban por las bandas aunque olvidaban rematar. Minuto a minuto, el Barça rescató el balón y lo puso en manos de Ronaldinho.

Sin profundidad y sin remate, el primer tiempo dejó las delicias de Ronaldinho. Una falta del brasileño al larguero y sus mágicos sombreros elevaron el choque de la mediocridad. Roa veía merodear el peligro pero pocas veces le acechaba. Valdés aún menos. Un Amato lento y pesado no recogía ninguna de las asistencias que Pacheco intentaban fabricar.

Ante tanta inoperancia, César Ferrando movió ficha. El técnico albaceteño puso en liza a David Sánchez. El centrocampista aumentó los recursos locales. Una asistencia del recién entrado situó a Amato con una opción inmejorable. Valdés protegió con acierto.

El cuadro albaceteño merecía más. Faltaba calidad pero su empuje era digno de elogio. Luis Enrique marcó un buen recorte. Unai rechaza. El esférico topa con la pierna del asturiano y se eleva inexorablemente por encima de Roa. El Barça cerraba el triunfo.

El Carlos Belmonte se había quedado mudo. Los jugadores perdían el norte. El resto ya no importaba. Y eso que el tiempo de descuento animó a los locales después de que Pablo aprovechara un rechace de Valdés.

polémica

"No culpo al árbitro de nada"

El colegiado de la contienda tuvo que abandonar el terreno de juego escoltado y hubo problemas también para su salida de la instalación manchega, porque los aficionados le recriminaron los dos goles anulados a su equipo y la expulsión de Peña. No obstante, el presidente albaceteño restó importancia a la labor del árbitro y se mostró conforme con lo sucedido sobre el campo "hemos jugado bien, pero no hemos acertado en jugadas clave, si llegamos a marcar antes habría cambiado todo. Estoy contento con la progresión del equipo y no culpo al árbitro de esta derrota. Sé que terminaremos puntuando pronto". El Albacete no ha sumado ni un punto y el Barcelona aún no conoce la derrota, con dos victorias fuera de su campo y un empate como local.