Vivir

Las mafias han reducido al 50% el viaje en pateras desde Marruecos a Canarias

De 1.500 euros que pedían a cada uno de los pasajeros de las barquillas ahora han bajado a 600 el precio del trayecto. Una de las razones es que cada vez suben a un mayor número de personas y otra que hay demanda porque difunden que la reforma de la ley dificultará la entrada en las Islas.
DORY MERINO, Tenerife
16/sep/03 20:01 PM
Edición impresa

Las personas que organizan los trayectos en pateras desde las costas de Marruecos hasta Canarias han reducido a la mitad el precio del viaje, tal y como ha podido saber EL DÍA de fuentes acreditadas, que señalaron a este periódico que existe una elevada demanda para realizar el trayecto cuanto antes.

Las mafias han difundido que el próximo mes de enero entrará en vigor en España la tercera reforma de la Ley de Extranjería, que, según explican en Marruecos, dificultará la entrada en las Islas.

Los que viven de este negocio se aprovechan de esta circunstancia para que las personas que han decidido realizar el viaje en patera aceleren la salida para las próximas semanas.

En concreto, el viaje ha pasado a costar 500 ó 600 euros en lugar de los 1.000 ó 1.500 que cobraban hasta ahora los responsables del negocio.

Entre las razones de la reducción del precio está que cada vez suben a un mayor número de personas en las barquillas y también que se ha concentrado un elevado grupo dispuesto a trasladarse hasta las costas de las Islas en este precario sistema.

Otras causas del éxodo

Una de las causas de la concentración de subsaharianos en Marruecos son las guerras y las nuevas guerrillas que se han declarado recientemente en algunos países africanos y que han obligado a huir a buena parte de su población, la cual atraviesa fronteras para llegar al reino alauí, con el fin de dar el salto a Europa.

Sólo en el pasado fin de semana, la Guardia Civil detuvo a 62 inmigrantes llegados de forma irregular al Archipiélago, que arribaron entre la mañana del domingo y la madrugada del domingo al lunes, en cuatro operaciones desarrolladas entre Fuerteventura y Lanzarote. Además, la Benemérita apresó a dos patrones.

La mayoría de los africanos que han llegado últimamente a la Isla majorera son de origen subsahariano y el resto, marroquíes, lo que dificulta determinar quién o quiénes son los patrones que guían las expediciones.

En cambio, sí fueron capturados los dos patrones de otra patera que fue interceptada igualmente por una patrullera del instituto armado a unas 6 millas de la zona turística de Puerto del Carmen, en el municipio lanzaroteño de Tías.

Los tripulantes de esa embarcación trataban de regresar a costas africanas después de haber dejado en la Playa de Los Pocillos de Puerto del Carmen a un grupo de veinte hombres de origen subsahariano a los que detuvieron a su vez en tierra agentes de la Guardia Civil.

Los restantes detenidos fueron diecisiete hombres marroquíes, incluido un joven menor de edad, a los que se halló dispersos por la zona turística de Morro Jable del municipio de Pájara, en Fuerteventura, en distintos momentos de la jornada del domingo.

Estas llegadas han ocasionado el colapso de los centros de primera acogida de las Islas, sobre todo, porque las derivaciones que se realizaban periódicamente también se han frenado en las últimas semanas, debido a que los centros de retención de Ceuta y Melilla estaban saturados y con más de 500 personas en la calle esperando para entrar en ellos mientras se tramitaba su expulsión o asilo.