Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Baja el consumo de alcohol en España pero crece el de tabaco y cannabis leer

Sólo 38 días para detener a un asesino que conmocionó al país

El Ministerio de Exteriores de Reino Unido está intentando ponerse en contacto, a través del Consulado, con el arrestado, a quien al parecer le constan antecedentes penales en su país de origen por delitos contra la propiedad. Además, la Policía analiza su perfil genético para cotejarlo con las pruebas halladas.
EFE, Málaga
19/sep/03 14:14 PM
Edición impresa

La detención de un ciudadano británico por su presunta relación con el asesinato de la joven de Coín (Málaga) Sonia Carabantes se ha producido treinta y ocho días después de la desaparición de la adolescente.

Sonia Carabantes, de 17 años, desapareció en Coín el pasado 14 agosto cuando regresaba a su casa desde la feria del pueblo. Fue vista por última vez a las 5:00 horas cuando regresaba junto a una amiga a su domicilio familiar, en la urbanización Félix Rodríguez de la Fuente.

Al parecer, la amiga la dejó a unos doscientos metros de su casa y a las pocas horas su madre encontró en las inmediaciones de su casa el teléfono móvil, el bolso y un zapato ensangrentado que pertenecía a la joven.

El 19 de agosto su cadáver apareció en una zona arbolada situada junto al parque empresarial de Monda, un polígono en construcción, al lado de una pequeña ladera y semienterrado bajo unas piedras.

El hallazgo se produjo cerca del lugar donde dos días antes se halló un pantalón que podría pertenecer a la joven.

Un días después, el 20 agosto, los forenses que practicaron la autopsia confirmaron que el cadáver, en muy mal estado debido al calor, era de Sonia Carabantes. El Ayuntamiento de Coín decretó por unanimidad tres días de luto oficial.

Fuentes de la investigación señalaron el día 21 de ese mes que la joven había muerto estrangulada y tras ser golpeada en la cabeza y aseguraron que la muerte fue obra de varios autores que "no fueron muy cuidadosos" y dejaron pistas en el lugar donde enterraron el cuerpo.

Ese día la familia de Sonia recibió la confirmación oficial de que el cadáver hallado era de la joven, mientras que un equipo de veinte investigadores trabajaba en Madrid sobre las pistas obtenidas en torno a la muerte.

Vinculación de los crímenes

El uno de septiembre la Guardia Civil vincula las muestras de ADN tomadas al investigar el caso de Sonia Carabantes y las encontradas en la investigación del asesinato de la joven de Mijas Rocío Wanninkhof, en octubre de 1999.

En el cadáver de Sonia se hallaron restos de tejidos en sus uñas que coincidían con las muestras extraídas de una colilla encontrada durante la investigación del caso de Mijas.

El pasado día 5 el Juzgado de Instrucción número 2 de Coín solicitó al Tribunal de Jurado de la Audiencia Provincial de Málaga la colilla encontrada durante la investigación de la muerte de Rocío Wanninkhof, cuyos extractos de ADN se vincularon con los extraídos de las uñas de Sonia Carabantes. Una semana después, el 12 de septiembre, y tras conocerse la coincidencia de las muestras de ADN, el abogado de la familia Wanninkhof, Marcos García Montes, solicitó al Tribunal de Jurado de la Audiencia Provincial de Málaga un aplazamiento del juicio contra Dolores Vázquez, acusada por el asesinato de la joven de Mijas Rocío Wanninkhof en 1999, y que se había fijado para el próximo 14 de octubre.

El pasado lunes, el cadáver de Sonia Carabantes recibió sepultura en medio del dolor y la consternación de unas 7.000 personas entre familiares, amigos y vecinos que abarrotaron las calles del municipio.

El pasado miércoles ell magistrado de la Audiencia Provincial de Málaga, José María Muñoz Caparrós, decidió aplazar el juicio que se iba a celebrar el 14 de octubre contra Dolores Vázquez como presunta autora del asesinato de la joven de Mijas Rocío Wanninkhof.

Relación con Motril

La Policía estaba investigando la desaparición de la joven de Motril (Granada) María Teresa Fernández, de 18 años, cuando detuvo al Tony Alexander King, de 38 años, por su presunta implicación con el asesinato de Sonia Carabantes.

La joven motrileña desapareció el 18 de agosto de 2000 en la Avenida de Andalucía, en pleno centro de Motril, donde estaba citada con unos amigos para ir a la feria, su caso fue archivado en febrero por falta de pruebas y la familia ha pedido a la Fiscalía la revisión de las diligencias previas.

Según las fuentes, la compañera del detenido avisó hace varios días a la Policía, "posiblemente por miedo", de que Tony Alexander King había llegado con arañazos y sangre a su domicilio la misma noche en la que Sonia Carabantes había desaparecido en las inmediaciones de su domicilio en Coín.

La Policía, agregaron, comenzó entonces a recabar pruebas y datos hasta que hoy detuvo en Alhaurín el Grande (Málaga) al ciudadano británico, quien se autoinculpó de la muerte de Sonia Carabantes.

La Policía Nacional continuará con la investigación de la desaparición de María Teresa Fernández.