Dinero y Trabajo

El buque escuela "Cuauhtémoc" de la Armada de México regresa a Santa Cruz

El barco, que se quedará en la Isla hasta el próximo miércoles, podrá ser visitado por el público entre las 09:00 y las 20:00 horas. Procedente de Gothenburg y con destino a Puerto Rico, arribó a primera hora de la mañana de ayer al puerto tinerfeño, con 249 tripulantes a bordo. Está atracado en el Muelle Sur.
EL DÍA, S/C de Tenerife
20/sep/03 15:59 PM
Edición impresa

El buque escuela de la Armada de México, "Cuauhtémoc", atracó ayer en escala oficial, sobre las 09:00 horas, en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, donde permanecerá hasta el próximo miércoles día 24. El mismo estará abierto al público que quiera visitarlo de 09:00 a 20:00 horas.

Procedente de Gothenburg y con destino a Puerto Rico, este buque escuela de 1.755 Toneladas de Registro Bruto (TRB) y 92 metros de eslora, llegó a la Isla al mando del comandante Salvador Miranda Orendain, que informó de que la misión del "Cuauhtémoc", además de llevar un mensaje de buena voluntad a los puertos que visita, es la de formar a los guardiamarinas de la Armada mexicana que después realizaran los exámenes que les permita ascender a teniente.

En el actual viaje de instrucción, el buque navega con 249 tripulantes, de los que 243 son mexicanos y seis pertenecen a armadas de Brasil, Chile, Panamá, República Dominicana, Alemania y Estado Unidos, merced a acuerdos de formación que posee la Armada mexicana con otros países.

El "Cuauhtémoc" fue construido en los Astilleros Celaya (Bilbao), a partir del 24 de julio de 1981, fecha en que se colocó la quilla en gradas; hasta el 29 de julio de 1982 cuando se entregó a su primera dotación. Conocido como "el embajador y caballero de los mares", navegante incansable, ha formado en su seno a 20generaciones de oficiales y ha navegado 317.649 millas, en 2.460 singlaruras.

Ha obtenido diferentes premios y reconocimientos en diferentes países, los más actuales son el segundo lugar en la regata "Australia 98", navegando de Sidney a Hobart. Se hizo merecedor, durante su participación en la serie de regatas de grandes veleros Cutty Sark 1998 y 2000, del prestigioso trofeo Cutty Sark, máximo reconocimiento otorgado durante este evento, al buque cuya tripulación contribuye más a la amistad y entendimiento internacionales.