Tenerife
LO ÚLTIMO:
Un hombre hiere a su esposa con una escopeta y se entrega a la Guardia Civil leer

El sector de la construcción produce cada día 30.000 toneladas de residuos

El Cabildo de Tenerife y la Confederación Canaria de Asociaciones Profesionales (Concap) impulsan la puesta en marcha de un Plan Insular de Residuos de la Construcción, que persigue la creación de una red de puntos limpios donde poder reciclar los escombros procedentes de demoliciones y desmontes.
EL DÍA, S/C de Tenerife
20/sep/03 12:20 PM
Edición impresa

Tenerife produce a diario 30.000 toneladas de residuos originados por la construcción, un cálculo estimativo que se obtiene de la multiplicación de las 15 toneladas de transporte medio que carga cada camión por los aproximadamente 2.000 camiones que existen en la Isla dedicados a esta actividad.

El Cabildo de Tenerife y la Confederación Canaria de Asociaciones Profesionales (Concap) estudian la puesta en marcha de un Plan Insular de Residuos de la Construcción, una iniciativa que va a suponer la creación de una red de puntos limpios donde reciclar los escombros procedentes de las obras de demolición y desmonte.

En este sentido, ambas instituciones mantuvieron ayer una reunión en la que estuvieron presentes los responsables del área de Medio Ambiente de la Corporación insular, encabezados por el consejero Wladimiro Rodríguez, y más de cuarenta industriales asociados a la Concap, lo que supone la práctica totalidad del sector.

Durante el encuentro, el consejero insular destacó que "el reciclado de residuos de la construcción es ahora más importante que nunca, debido al crecimiento que ha experimentado la Isla".

En opinión de Wladimiro Rodríguez, "con este plan podremos dar una pronta solución al problema", además de subrayar el interés del Cabildo en "sacarlo adelante lo más pronto posible". El consejero se mostró convencido de que la propuesta que realice la Corporación insular "va a responder a las expectativas del sector y a las demandas de la sociedad".

Este plan es una iniciativa pionera en Canarias, en la que también intervendrán los ayuntamientos. La Concap ha mantenido contactos con los responsables municipales, que en su mayoría han colaborado en el estudio de posibles ubicaciones para las futuras plantas. Las instalaciones estarán cerradas, no emitirán contaminación, ni acústica ni por polvo, y su impacto visual será mínimo.

El área de Medio Ambiente está analizando el borrador del plan y proseguirá los contactos para que el documento esté disponible a la mayor brevedad posible.