Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Borrell niega en EEUU que Trump le propusiera construir un muro en el Sáhara leer

El Auditorio de Tenerife se pondrá a prueba este otoño como teatro de ópera

El director de la OST, Víctor Pablo Pérez, presenta las líneas maestras de la programación del nuevo recinto para el primer trimestre de la temporada 2003-04, en el que destacan, además del concierto inaugural, las representaciones de "La flauta mágica" de Mozart y "L''equivoco stravagante", de Rossini.
EL DÍA, S/C de Tenerife
23/sep/03 20:24 PM
Edición impresa

El Auditorio de Tenerife se pondrá a prueba este otoño como teatro de ópera, según anunció ayer el director de la Orquesta Sinfónica de Tenerife, Víctor Pablo Pérez, en la presentación de la programación de la nueva infraestructura cultural durante el primer trimestre de la presente temporada.

En el acto informativo, celebrado ayer en el Cabildo, el responsable artístico de la OST estuvo acompañado por el consejero insular de Cultura, Miguel Delgado, y por el gerente en funciones del Auditorio, José Luis Rivero.

Como es lógico, las primeras palabras de Víctor Pablo estuvieron dedicadas al concierto inaugural, que tendrá lugar el próximo viernes, a las 20:00 horas, en la Sala Sinfónica, con la presencia de Don Felipe de Borbón y la asistencia de cuarenta medios nacionales y extranjeros acreditados.

La "Fanfarria Real", del compositor polaco y premio Príncipe de Asturias Kryzstof Penderecki, será "la primera música que suene tras el himno nacional", una pieza breve encargada por el Auditorio de Tenerife "con un gran despliegue de metales de la orquesta", en la valoración de Víctor Pablo.

Tras esta "primicia mundial", la orquesta abordará junto al solista ruso Mikhail Pletnev el "Concierto para piano número 5, Emperador", de Beethoven. La segunda parte estará ocupada por el "Te Deum" de Anton Bruckner, obra religiosa que, según Víctor Pablo, "nos servirá en cierto modo para dar gracias por este nuevo auditorio" y "ver todas las posibilidades acústicas del recinto, ya que, además de la orquesta, podrá escucharse a un gran conjunto coral como el Orfeón Donostiarra y voces como la de la soprano María Orán" .

Obra para el nuevo Tenerife

Convencido de que el Auditorio es "una obra completa, ideal para el nuevo Tenerife", el director de la OST hizo hincapié en una de las modificaciones más importantes realizadas sobre el proyecto original del arquitecto Santiago Calatrava: la inclusión de un foso para albergar a la orquesta en las representaciones de ópera.

"Gracias a los consejos de la comisión ciudadana que promovió esta iniciativa, disponemos hoy de un foso con capacidad para setenta y cinco músicos, además de una caja escénica dotada de la maquinaria precisa para realizar montajes operísticos", señaló.

Dos títulos compondrán la punta de lanza de la programación operística; por un lado, "La flauta mágica", una producción "muy divertida y colorista de Els Comediants", que contará con la presencia de la soprano tinerfeña Raquel Lojendio, a la que Víctor Pablo vaticinó un brillante futuro "como una de las grandes cantantes que va a dar nuestro país".

El segundo espectáculo será "L''equivoco stravagante", de Gioacchino Rossini, cuya estreno español tendrá lugar en Tenerife tras su paso por el festival italiano de Pesaro, con el que el Auditorio ha coproducido la obra. La dirección musical estará a cargo de "la gran batuta rossiniana del momento", Alberto Zedda, mientras que la responsabilidad escénica recaerá en Emilio Sagi, director artístico del Teatro Real.

A estas dos obras se sumará "Romeo y Julieta", de Hector Berlioz, en versión de concierto dirigida por Marc Minkowski.

Pérez subrayó el "salto cualitativo y cuantitativo" que supondrán los nuevos montajes operísticos, "enfocados a todo tipo de públicos y no a una sola capa social. De La flauta mágica -precisó- se darán tres representaciones, lo que quiere decir que podrá ser vista y escuchada por cinco mil personas".

El director de la OST resaltó, además, el propósito de descubrir nuevas obras mediante encargos expresos realizados a compositores canarios y de otras latitudes.

Pese a que el acto informativo estuvo orientado a la programación inicial del Auditorio, Víctor Pablo Pérez quiso también emplazar al público para algunos de los grandes desafíos que esperan a la orquesta a partir de enero, cuando está prevista su participación en una nueva edición del Festival de Música de Canarias.

Uno de estos retos tiene que ver con la "Octava sinfonía, De los Mil", de Gustav Mahler, que hasta ahora no había podado montarse en Tenerife debido a los grandes efectivos que requería.

Otro importante desafío, según Víctor Pablo, será el concierto de fin de temporada, "dedicado a una obra que hasta ahora no habíamos hecho", la "Missa Solemnis", de Ludwig van Beethoven, que cerrará con su mensaje religioso el ciclo musical abierto por otra cumbre del repertorio sacro del siglo XIX, el "Te Deum" de Bruckner.