Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Madrid sin Cristiano también intimida leer

José Méndez escribe un libro sobre la Milicia Universitaria en Canarias

"A Los Rodeos voy... 5ª Zona de la IPS" es el título del último trabajo del citado autor tinerfeño en el que describe los principales acontecimientos acaecidos en este campamento desde el año 1942 hasta 1972.
EL DÍA, S/C de Tenerife
23/sep/03 20:24 PM
Edición impresa

El tinerfeño José Méndez Santamaría acaba de publicar su cuarto libro, titulado "A Los Rodeos voy.... 5ª Zona de la IPS. La Milicia Universitaria en Canarias", estudio que será presentado el próximo 2 de octubre, en la sede de la Agrupación Canaria de Antiguos Miembros de la Milicia Universitaria, acto que correrá a cargo del general jefe del Centro de Historia y Cultura Militar del Mando de Canarias, Emilio Abad Ripoll.

Esta obra, a la que el autor ha dedicado dos años de trabajo y numerosas consultas en varios centros de documentación de la Isla, intenta describir los principales acontecimientos acaecidos en el Campamento Militar de Los Rodeos durante tres décadas (1942-1972), bajo la dirección del coronel Pedro Pérez-Andreu de las Casas.

El libro, con casi trescientas páginas, recuerda distintos aspectos de lo que fue "la Instrucción Premilitar Superior (IPS), lo que luego derivó en el IMEC. Era el servicio militar de los universitarios, que entraban en el campamento el último año de carrera. Yo estudiaba profesor mercantil (nos llamaban fenicios), otros eran médicos (galenos), abogados (picapleitos)... Nos beneficiábamos de hacerla por separado, en vez de dos años en el cuartel, de forma que los estudios no se partían. Estábamos los tres meses de verano y salíamos de sargento. El siguiente año hacíamos otros tres meses de sargento y salíamos con la estrella de alférez. Después hacías otros seis meses de prácticas y luego te destinaban a un regimiento de infantería, artillería o ingenieros".

José Méndez asegura que más de cinco mil hombres pasaron por el Campamento de Los Rodeos, muchos de ellos peninsulares "porque aquí las condiciones eran mejores que en la península".

El contenido del libro se centra en las "leyes que salieron sobre la IPS, los profesores que estuvieron con nosotros, una lista de los números uno de cada promoción, las canciones que cantábamos- las lloronas- con el beneplácito de los profesores, y una estadística sobre todos los que pasaron por el citado campamento".

También incluye datos sobre el armamento que utilizaban, el puente Bailey de los Ingenieros, los uniformes, La Laguna, maniobras, exámenes, trámites de ingreso, detalles sobre algunos destacados personajes y distintas anécdotas de los "alféreces de la Paz".

Algunos personajes

José Méndez Santamaría, autor de libros como "La centenaria plaza de toros de Santa Cruz de Tenerife", "La VI Promoción del Colegio de San Ildefonso-La Salle. Añoranzas de un compañero" y "Pedrucho de Canarias. Historia de Avelino Rivero", recuerda a muchos profesores y compañeros que hoy ostentan altos cargos militares y en otros sectores de la sociedad, como Ricardo Melchior (autor del prólogo), presidente del Cabildo, que perteneció a la última promoción del IPS de La Laguna (la 32). También nombra a Francisco José Santos Miñón, teniente en aquella época y hoy general (autor de la introducción); Jesús López Medel, colaborador de EL DÍA , que es general togado y jurista; el general de división Pablo Matos, y el general Emilio Abad Ripoll (autor del epílogo). También incluye un homenaje al general Pedro Pérez-Andreu de las Casas y recuerdos del general Jiménez, del alférez Navarrete (murió en Ifni), del capitán Pintado y del coronel Tous "que fue profesor mío en la promoción 18 y hoy responsable del Archivo Regional Militar de Canarias), entre otros muchos. "Casi todos los que hoy son coroneles o generales fueron profesores nuestros. Hay una parte del libro que también recoge acontecimientos posteriores, como la jura de bandera, la visita de los miembros a los cuarteles donde sirvieron a la patria y otras actividades que desarrollan, "porque la Milicia Universitaria no debe perder la relación con los ex profesores", explicó Méndez. La última parte recoge un anexo sobre la Unión Nacional de Milicias Universitarias (UNAMU) y otros colectivos similares.