La Palma
ANÁLISIS DEL PADRÓN MUNICIPAL (13) TAZACORTE

TAZACORTE, la cuna de pescadores y cosecheros

Es el municipio más pequeño de la Isla Bonita, con sólo 12 kilómetros, y presume con razón de ser una de las mejores zonas plataneras de Canarias, gracias al gran número de horas de sol y a la abundancia de los nacientes de agua. La mayoría de los 6.108 residenciados en 2001 había nacido en el municipio.
EL DÍA, Tazacorte
23/sep/03 20:15 PM
Edición impresa

La Villa y Puerto de Tazacorte es el municipio más pequeño de La Palma, con sólo 12 kilómetros cuadrados. Está ubicado en la parte costera del Valle de Aridane y presume, con razón, de ser una de las mejores zonas plataneras de Canarias, gracias fundamentalmente al gran número de horas de sol y a la abundancia de agua.

En las playas del municipio bagañete desembarcó el conquistador de la Isla Bonita, Alonso Fernández de Lugo, dando muerte al rey Tazo, que defendió de forma heroica su reino, y construyó la primera ermita de La Palma en honor de San Miguel, hecho acaecido el día 29 de septiembre de 1492. Tazacorte perteneció a Los Llanos de Aridane hasta el año 1925, fecha en la que le fue concedida la independencia por el entonces rey de España, Alfonso XIII.

La crisis de la cochinilla que afectó a toda Canarias y que perjudicó gravemente a este pueblo se resolvió definitivamente a principios del siglo XX con la implantación del cultivo del plátano. La economía de Tazacorte gira todavía en torno a este sector, aunque durante muchos años la pesca fue un recurso complementario y de gran importancia para el municipio, hasta que el descenso de capturas, principalmente de túnidos, obligó a la desaparición y el desmantelamiento de un gran número de embarcaciones mayores.

En la actualidad se impulsa la acuicultura, con la puesta en marcha de piscifactorías, y además de se está a la espera de que entre en funcionamiento el puerto comercial, que se inauguró hace ya prácticamente un año y que se presentó como la alternativa más fiable para reactivar la economía municipal.

El turismo es otra de las vías que trata de explotar el ayuntamiento para generar riqueza, un sector que va aumentando en importancia, pero de una forma excesivamente lenta.

Otro acontecimiento de gran relevancia en la historia de la Villa y Puerto de Tazacorte tuvo lugar en la década de los 20, concretamente en 1926, cuando se declaró una epidemia de peste que afectó a cientos de habitantes del pueblo. El doctor Manuel Morales, recién llegado, con su valiente trabajo y atención constante a los enfermos mostró todo su valor y dedicación al municipio. Los contemporáneos pensaron que el foco de la enfermedad estaba en unos almacenes que contenían ratas infectadas y fueron quemados. Al poco tiempo desapareció la epidemia.

La mayor parte de la población de Tazacorte es originaria del propio municipio. En concreto, de los 6.108 vecinos que registraba el padrón municipal en 2001, un 67,8 por ciento son hijos del pueblo. Además, destaca el 10% de vecinos procedentes del extranjero, en su mayoría de origen alemán y venezolano, una tendencia que se ve reflejada también en el resto de la Isla. Los italianos, cubanos e ingleses, entre otros, también forman pequeñas "colonias" dentro de la Villa y Puerto.

La población, en el casco

El casco es la zona más poblada del municipio, con un total de 2.909 habitantes, aunque hay que destacar la importancia demográfica que está adquiriendo la zona de El Puerto, barrio en el que ya residen 1.549 personas. Por su parte, La Costa, Cardón, Marina, San Borondón y Tarajal mantienen el número de vecinos que registraban en otros padrones.

MAÑANA, MUNICIPIO DE TIJARAFE

ANÁLISIS DEL PADRÓN MUNICIPAL (13) TAZACORTE