Nacional

Los procesados por participar en el 11-S niegan al juez las acusaciones

Garzón envía a prisión a uno de los acusados, que estaba en libertad, y ordena la búsqueda y captura de otros dos que no se presentaron. Los detenidos sostienen que los cargos se basan en "pinchazos" telefónicos mal traducidos.
COLPISA, Madrid
25/sep/03 20:19 PM
Edición impresa

Dieciséis de los 35 musulmanes procesados por Baltasar Garzón por su supuesta pertenencia a Al Qaeda y por participar en la preparación de los atentados del 11-S negaron ayer en el despacho del juez todas las acusaciones que les atribuyó el magistrado en su auto de procesamiento. Sostienen que no militan en ninguna organización y que todas las imputaciones están basadas en intervenciones telefónicas realizadas por los servicios de información, mal traducidas y mal interpretadas por los agentes que redactaron los informes enviados al juez.

Dos de los acusados, Sid Ahmed Boudjela y Mourad Kaddar, no se presentaron ante el juez, que había señalado el día de ayer para comunicarles el procesamiento y escuchar sus alegaciones. Se trata de los únicos procesados por colaboración y no por integración en banda armada. Garzón dictó sendas órdenes de búsqueda y captura internacional contra ellos.

A otro de los procesados, Abu Musab, acusado porque fue a Nueva York y grabó desde todos los ángulos posibles las Torres Gemelas, le impuso una fianza de 150.000 euros para eludir la cárcel. Este individuo aseguró ante el juez que filmó de esa forma los edificios atacados influido por un amigo suyo, un arquitecto español, que escribió una tesis doctoral acerca del modo en que las Torres fueron construidas.

Según su relato, la tesis del arquitecto le "impresionó" tanto que se fue a Manhattan a grabarlas desde todos sus ángulos, en su interior e incluso desde algunos de los edificios colindantes. Fuentes jurídicas aseguraron que el magistrado tomó declaración hace unos meses a este arquitecto, que negó conocer al acusado ni haber hablado jamás con él sobre su tesis.

Garzón decidió también procesar por pertenencia a Al Qaeda a Abdelaziz Benyaich, que se encontraba detenido en virtud una reclamación presentada por la Justicia de Marruecos.