Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
Vuelca un coche en la TF-1, cerca de Abades, y su conductora resulta herida leer

Bernabé Tierno: "Nunca nos debemos jubilar psicológicamente"

El prestigioso psicólogo y escritor intervino ayer en el simposio sobre voluntariado intergeneracional y valores de convivencia en el Centro de Congresos del Casino Taoro del Puerto de la Cruz, cuya apertura contó con la asistencia de la consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Águeda Montelongo.
EL DÍA, Puerto de la Cruz
25/sep/03 18:43 PM
Edición impresa

EL DÍA, Puerto de la Cruz

""Nunca nos debemos jubilar psicológicamente. A partir de los 50 años hay que entrenarse para hacernos personas mayores, convertirnos en aprendices aventajados de esta asignatura de la vida para disfrutarla y vivirla nosotros mismos en primer lugar y para enseñalarles a los demás con nuestro ejemplo y actitudes a que también ellos la vivan"". En estos términos se expresa en una conversación mantenida ayer en el Puerto de la Cruz con EL DÍA el psicólogo y escritor Bernabé Tierno, quien disertó sobre ""Saber vivir en la madurez: sentirse útil ayudando a los demás"", en el marco del simposio sobre Voluntariado Intergeneracional, que fue inaugurado en el Centro de Congresos del Casino Taoro por la consejera de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, Águeda Montelongo, bajo los auspicios de la Fundación La Caixa.

Tierno Jiménez explica que ""no pocos adultos siguen pensando que los males y las desgracias son más bien consecuencia de acontecimientos externos al individuo que de actitudes internas, y que las personas tenemos poca o ninguna capacidad para aliviar o evitar nuestros propios males. Pero la realidad es que casi siempre somos nosotros la verdadera causa de nuestros males y desgracias"".

Afirma que ""muchos de los trabajos experimentales en el campo de la Medicina y de la Psicología corroboran que hasta la salud física de las personas de cierta edad mejora de forma espectacular con un trabajo u ocupación que les satisfaga y haga sentir importantes. Desde todos los ámbitos se debe propiciar que toda persona mayor, con edades comprendidas entre 60 y 70 años, se sienta aprovechada para ayudar, enseñar y orientar, tanto a los más jóvenes inexpertos, como a personas adultas e incluso de su misma edad que lo necesiten. Toda persona mayor debe estar disponible para colaborar, ayudar y ofrecer su experiencia y sabiduría a quienes se están formando y aprendiendo. El enriquecimiento y el bien en lo mental son incomparables. Hacer el bien refuerza el sistema inmunológico"".

En España hay una población de casi 7 millones de personas mayores, con lo que se convierte, prácticamente, en el país más longevo del entorno europeo. Una actividad física y mental plena redunda en la calidad de vida de los mayores, independientemente de la edad y de las circunstancias económicas.

Pone en evidencia la existencia de malos tratos a mayores en el seno familiar, aunque señala que no se dispone de estadísticas fiables porque los casos no se denuncian. Insiste en señalar que ""los mayores son un bien social gracias a su experiencia"".

`INFORMACIÓN EN PÁG. 32