Tenerife Norte

Buenavista se incorpora a la red geriátrica regional de la Femac

La consejera de Asuntos Sociales de la Comunidad, Águeda Montelongo, inauguró ayer el nuevo centro de día y residencia de mayores del municipio, que contará en principio con veinte plazas, ampliables a 45 en un año.
EL DÍA, Buenavista
25/sep/03 18:43 PM
Edición impresa

La Federación de Mayores de Canarias (Femac) dio ayer un nuevo y relevante paso en su contribución a la mejora de la calidad de vida de los miembros de la tercera edad en las Islas. A los centros de día y residencias geriátricas promovidos por la entidad en La Matanza, Adeje, El Rosario y otros municipios, hay que sumar la inaugurada ayer en Buenavista, acto que contó con la presencia de la subdelegada del Gobierno, Pilar Merino, la consejera regional de Asuntos Sociales, Águeda Montelongo, su homóloga insular, Cristina Valido, el alcalde de la localidad, Aurelio Abreu, y la presidenta de la Femac, Herminia Lozano, entre otras autoridades.

Tras el descubrimiento de la placa conmemorativa de la inauguración y el corte de la cinta, fue precisamente Lozano la que abrió el acto con unas sentidas y prolongadas palabras en las que subrayó la labor social de su entidad, los problemas con los que se han ido topando en sus diez años de existencia y las fórmulas y ayudas que han ido recibiendo para salvarlos.

A su juicio, con los geriátricos como el abierto ayer están creando escuela en su empeño por que los mayores permanezcan lo más cerca posible de sus hogares y municipios, siempre en régimen abierto y con el objetivo de superar la vieja concepción de los asilos. Por eso, prefiere hablar de casa de los mayores, con una atención profesional y principalmente humana, con plazas no superiores a 50 y en las que estas personas no se conviertan en meros números de macrorresidencias.

El geriátrico de Buenavista se ubica justo al lado del centro de salud, cuenta con unas modernas instalaciones y ofertará desde mediados de octubre unas veinte plazas, que se convertirán en 45 en un año. Cada plaza costará 1.183 euros, de los que el Gobierno aportará el 40%, el mismo porcentaje el Cabildo, y el resto, el usuario o sus familiares. El personal lo compondrán ocho auxiliares de geriatría, dos cocineros, dos limpiadores, un administrativo, un animador sociocultural y un fisioterapeuta.

Hasta ahora, el ayuntamiento ha registrado unas 70 solicitudes de toda la Isla Baja, si bien se le dará preferencia a los residentes en Buenavista.

El centro ha supuesto una inversión de 900.000 euros, aunque habrá que sumar los 420.000 que costarán las nuevas plazas. De la primera cantidad, el Gobierno central puso 540.000 euros; el Cabildo, 360.000; la Comunidad, 120.000, y el ayuntamiento, unos 90.000, incluido el solar.

Plan nacional

La consejera regional de Asuntos Sociales felicitó a los múltiples asistentes al acto y a todos los mayores de Canarias por disponer de este nuevo recurso y anunció que la Comunidad se sumará al plan nacional que pretende aportar ayudas a las familias que cuidan mayores para tratar de aumentar el número de personas de avanzada edad que se mantienen en sus hogares, para lo que se intentará implicar al resto de administraciones. Montelongo resaltó el valor de la experiencia de los mayores y defendió su aprovechamiento y la interconexión generacional.

Cristina Valido, por su parte, recordó que el Cabildo tinerfeño es el único en las Islas que ha colaborado hasta ahora con la Fecam, entidad de la que dijo que es un gran ejemplo de cómo hay que implicarse en los problemas sociales, ""apoyo imprescindible porque las administraciones no pueden cubrir solas este campo"".

Abreu indicó que se trataba de un día muy importante para el municipio, anunció que en breve se peatonalizará la calle del edificio, resaltó el esfuerzo social que ha hecho el consistorio en los últimos veinte años y recalcó que la bonanza económica nacional y regional ha de aprovecharse para aportar mayores recursos sociales.