Actualidad
LO ÚLTIMO:
En libertad sin cargos el hombre acusado de abusos a su hijo de 19 meses leer

Calatrava: "Un edificio alrededor de la orquesta que le va a dar alma"

Así concibe su creador el Auditorio de Tenerife, una obra que "va a dotar a la Isla de un instrumento excepcional" y al que calificó como "una de las grandes salas de audición de España y del mundo".
EL DÍA, S/C de Tenerife
26/sep/03 14:14 PM
Edición impresa

"El sueño de dotar a Santa Cruz con un Auditorio al nivel de su orquesta se ha realizado", sentenciaba el arquitecto valenciano Santiago Calatrava, quien mostraba su satisfacción y orgullo ayer en rueda de prensa al ver acabada una obra que, según dijo, "me rejuvenece después de doce años".

El arquitecto matizó que, más allá de sutilezas y discusiones formales, concibe al Auditorio de Tenerife como "un edificio alrededor de la orquesta que le va a dar alma". Y señaló que este propósito había derivado en aspectos funcionales, de construcción de servicios internos, "la entraña del edificio" (camerinos, salas de ensayo, etc.), y también en la búsqueda de la mejor calidad acústica, "el primer objetivo que se planteaba el Cabildo de Tenerife".

En la esperanza de hacer de este edificio "una de las grandes salas de audición de España y del mundo", Santiago Calatrava se ayudó de la asistencia de un experto internacional, al que se uniría posteriormente la empresa BMM Müller, contratada por el Cabildo, además del director de la orquesta y los músicos, con el fin de ajustar, modelar y perfilar el sonido de la sala y conseguir "unos tiempos de reverberación equilibrados, claridad y nivel de difusión", explicó el arquitecto.

Pero lejos de querer atraer hacia su persona todo el protagonismo, Santiago Calatrava aclaró que el edificio ha sido posible gracias a tres pilares: propietario, equipo de proyecto y empresa constructora, y afirmó que de la estabilidad y el equilibrio entre ellos ha resultado "la calidad final".

Así, agradeció al Cabildo "el deseo de construir una obra especial y su perseverancia por conservar la calidad, inspirada en la idea de dotar a la Isla de un instrumento excepcional".

Además, añadió que "si el edificio es como es y tiene esta personalidad", la causa hay que buscarla "en la fortuna de haber contado con el apoyo de las mejores empresas constructoras del país", al tiempo que ponderó "la limpieza y pulcritud" de la obra y "el enorme esfuerzo de construcción que ha representado", algo que, dijo, "hubiera sido imposible sin capacidad técnica" y sin "la solidaridad y el entusiasmo que se han puesto en todos los detalles".