La Laguna

La utilización de los edificios catalogados aportaría a la ciudad 1.800 viviendas

El informe previo del Plan Especial de Protección del Centro Histórico señala que se debe limitar el crecimiento en la zona de El Coromoto-Geneto para que Aguere no acabe siendo una ciudad dormitorio de Santa Cruz, al tiempo que convierte al casco en una de las primeras opciones como zona residencial.
D. BARBUZANO, La Laguna
26/sep/03 14:30 PM
Edición impresa

Si se toman en consideración tan sólo los edificios catalogados (600) existentes en La Laguna, cuya superficie construida media es de 300 metros cuadrados, el resultado es de 180.000 metros cuadrados edificados, lo que permitiría habilitar 1.800 nuevas viviendas. Así lo hace constar el prediagnóstico del Plan Especial de Protección del Centro Histórico, que destaca que aún no se ha podido estudiar la capacidad total residencial que pueda tener el centro histórico.

Respecto a las formas de ocupación del suelo, otro plan, el General, señala que existe desorden urbano en el término municipal, aunque se refiere a las formas marginales de ocupación del suelo. Esta situación no afecta al casco, pero el documento sugiere a los técnicos que ""para luchar contra esas formas de ocupación que demanda la población pero que tan negativas resultan para un crecimiento ordenado y económico de la ciudad, el centro histórico debería ofrecer tipos de viviendas de gran atractivo, para que la gente al menos se lo piense antes de urbanizar el campo"".

El informe da a conocer que el centro ofrecería casas cerca del patrimonio, con jardines en las huertas, próximidad a puntos de compra como La Recova y a los futuros aparcamientos de Las Quinteras y la avenida de la Trinidad, además de la existencia de colegios y zonas de equipamiento cultural.

El Plan General asegura que la principal zona de crecimiento de la ciudad es la de El Coromoto-Geneto, pero desde el punto de vista de los responsables del Plan Especial de Protección del Centro Histórico, se plantea el limitar la actuación en dicha zona con el fin de evitar que La Laguna acabe siendo una ciudad dormitorio de Santa Cruz y que una oferta excesiva de suelo nuevo perjudique seriamente las alternativas de rehabilitación de la edificación existente en el casco.

Por ello propone ""crecer en calidad y no en cantidad, para lo que, entre otras cosas, hay una reserva importante de edificación urbanizada en el casco, con todas las oportunidades de la centralidad y sin utilizar"". La antigüedad de las edificaciones es la siguiente: siglos XVI-XVII, 7%; siglos XVIII-XIX, 35%, y siglo XX, 58%.

El Plan General considera el centro histórico como un activo de primera magnitud, aunque no diseñe nada en su integración o en su relación con el resto del municipio, excepto en que no completa el anillo de circunvalación. De esa forma, el casco queda vinculado a las zonas agrarias del noreste y al macizo montañoso sin que haya una autopista que lo parta de raíz. ""Además ?añade?, así se impiden en el futuro desarrollos masivos de vivienda en esa zona, que hay que mantener tal y como está, como un activo de la ciudad, es decir, una zona de ciudad jardín que se comunica con el casco y con el campo"".