Tenerife

El vapor suelta amarras

La Fundación Canaria Correíllo "La Palma", apoyada económicamente por el Cabildo de Tenerife, se embarca en el propósito de restaurar y reflotar el buque, obra que se iniciaría a comienzos de 2004.
S. LOJENDIO, S/C de Tenerife
28/sep/03 12:20 PM
Edición impresa

La Asociación Pro Restauración y Conservación del Correíllo "La Palma" ha querido pasar de la utopía a la realidad, y con la firma de constitución de la Fundación, un órgano que será apoyado económicamente por el Cabildo de Tenerife, ya ha previsto iniciar las obras de reflotación del histórico buque a comienzos de 2004.

Dos técnicos de "The Maritime Trust", una prestigiosa firma inglesa dedicada a la restauración y conservación de buques históricos, como el caso del "Cutty Sark", elevó en su momento varios informes que, además de ratificar la importancia patrimonial del correíllo, declaraban e insistían en que la mejor opción no es otra que hacer que "el buque navegue".

Y embarcados en este propósito, Miguel Ángel Montes de Oca y Juan Pedro Morales cumplen con el papel de ser las voces de los más de setecientos socios que respaldan a la Fundación, y afirman a EL DÍA que "la mejor forma de extender la riqueza cultural de la navegación marítima que representan para los canarios los correíllos es a través del propio medio que le dio vida, la mar".

De momento, el proyecto se encuentra en una primera fase, de estudio e investigación histórica. "Estamos precisando cómo era el buque para así poder reproducirlo lo más fielmente posible", una tarea que les ha obligado a recopilar todo el material posible.

A continuación se trabajará en la superestructura, "realizando un análisis de catas y sustituyendo las planchas del casco que sean inservibles", para de esta manera ir vistiendo al vapor "La Palma".

Los miembros de la Fundación no se consideran unos soñadores y, a propósito, aseguran que han obtenido una gran receptividad en la sociedad canaria.

Así, explican que varios departamentos de la Universidad de La Laguna ya se han mostrado dispuestos a colaborar en un proyecto que, subrayan, "está sustentado en un estudio de viabilidad que pretende alcanzar un alto grado de autofinanciación, consiguiendo recursos con la explotación cultural y turística del buque".

La idea es que el vapor "La Palma" cuente con un atraque en el puerto de Santa Cruz, que sería su base, donde además de convertirse en museo histórico, podría desarrollar viajes turísticos para enseñar el estilo de navegación de comienzos del siglo XX, también viajes de época en cada puerto o servir como embajador de Canarias en eventos culturales, además de utilizarse como aula de prácticas para los estudiantes de Náutica; sala de exposiciones, de conferencias, biblioteca, etc.