Actualidad

Italia recupera casi en su totalidad el suministro eléctrico

El país vivió "a oscuras" desde las 3:30 horas de ayer, después de que se registrasen dos averías consecutivas en la línea principal y en la de reserva, un hecho inusual que provocó un apagón como nunca se había vivido anteriormente en el país y del que sólo se salvó la isla de Cerdeña.
EFE, Roma
29/sep/03 14:14 PM
Edición impresa

Italia recuperó durante la tarde de ayer casi íntegramente el suministro eléctrico que se vio interrumpido en la madrugada del domingo en todo el país como consecuencia de una avería en dos líneas de alta tensión con las que es surtida por Francia.

A las 19:00 hora local (17:00 GMT) la situación estaba normalizada en todas las regiones, salvo en algunos puntos de Apulia y Calabria (Sur) y la isla de Sicilia, donde aún quedaban varias horas de espera para culminar la totalidad del suministro, según una nota del Gestor de la Red, el organismo encargado de todo lo relativo al suministro de energía eléctrica en Italia.

Ya horas antes se había disipado la preocupación inicial, incluida la hipótesis de un eventual sabotaje, gracias a que no se produjeron situaciones de gran emergencia ni en hospitales ni en la actuación de Policías, Bomberos y efectivos de Protección Civil.

Sin embargo, cabe destacar la muerte de dos ancianas, por caídas en sus casas favorecidas por la falta de luz. También se rescataron personas que habían quedado atrapadas en los ascensores.

A última hora de la tarde de ayer, el tráfico aéreo, ferroviario y automovilístico se desarrollaba con normalidad, superados los problemas de las primeras horas, cuando no funcionaban los semáforos y unas 30.000 personas veían interrumpidos sus desplazamientos en un centenar de trenes paralizados.

No obstante, el comunicado del Gestor de la Red apunta la posibilidad de que durante el día de hoy se produzcan irregularidades en el servicio o incluso "desconexiones programadas" de una hora para aligerar el consumo y evitar nuevos cortes, por lo que se espera que la situación vuelva definitivamente a la normalidad mañana.

El ministro de Industria, Antonio Marzano, ofreció ayer por la tarde una primera reconstrucción de los hechos, según la cual dos averías consecutivas poco antes de las 3:30 horas de la madrugada (1:30 GMT) afectaron a ambas líneas, la principal y la reserva, un hecho inusual que llevó a un apagón como nunca se había vivido previamente en Italia y del que sólo se salvó la isla de Cerdeña.

El daño, cuya causa por el momento se ignora con claridad, motivó un desequilibrio en toda la red italiana, que saltó, según explicó Carlo Andrea Bollino, presidente del Gestor de la Red.

"La red es como una cadena. Si se rompe un anillo, aunque el resto esté bien, la cadena se quiebra", explicó Bollino, quien aseguró que desde las 5:00 horas las líneas estaban restablecidas, pero que la llegada de la energía a todo el país se retrasó durante varias horas, "como una calefacción, que una vez que se enciende tarda en calentar".