Dinero y Trabajo

Bruselas y Rabat cierran un acuerdo sobre el tomate que indigna a Canarias

De "venta de las Islas y del sureste español" calificó ayer el presidente de Asaga el anuncio del comisario Fischler. Jiménez se mostró sorprendido por la afirmación de que ya hay un acuerdo técnico para que Marruecos eleve hasta un tope de 220.000 toneladas sus envíos a Europa en los próximos cuatro años.
EL DÍA, S/C de Tenerife
30/sep/03 15:59 PM
Edición impresa

El comisario europeo de Agricultura, Franz Fischler, anunció ayer, en Bruselas que los negociadores comunitarios y marroquíes han alcanzado un consenso sobre las exportaciones de tomate -principal producto de interés para Marruecos- y las de cereales -producto de importancia para la UE-, por lo que ha quedado despejado el camino para firmar en los próximos días un nuevo acuerdo agrícola entre los Quince y ese país africano. Tanto las patronales del tomate de Canarias como la nacional Fepex recibieron la noticia con "indignación".

El comisario explicó, según informa Efe, que ambas partes han acordado que Marruecos pueda, como reclamaba, ir ampliando de manera progresiva su actual volumen de envíos de tomate al mercado comunitario, hasta alcanzar, en el plazo de cuatro años, las 220.000 toneladas. Según el acuerdo, Marruecos partirá de un cupo de 175.000 toneladas anuales (7.000 más que en la anterior zafra), que se incrementarán en las sucesivas campañas en 15.000 toneladas; 30.000 toneladas y 45.000, hasta sumar las 220.000 pactadas. En contrapartida, el Gobierno marroquí aceptará que los exportadores comunitarios vendan 1.060.000 toneladas anuales de cereales a un arancel reducido del 38%. El acuerdo sobre el Protocolo Agrícola del Acuerdo de Asociación fue alcanzado ayer en Bruselas, tras un año y medio de negociaciones, en las que el tomate y los cereales han sido los puntos más conflictivos. El comisario manifestó que para que el acuerdo sea formal tiene que ser aprobado por los Estados miembros.

Fuentes comunitarias insistieron en que se ha conseguido un pacto de carácter técnico, pero destacaron su importancia, "porque se han consensuado los aspectos políticos más difíciles de la negociación".

A lo largo de esta semana se celebrará una nueva reunión entre los representantes de Bruselas y Rabat, "para precisar algunos detalles técnicos", según las mismas fuentes comunitarias, que informaron de que, con posterioridad, la Comisión Europea presentará al Consejo de Ministros de la Unión el texto de un acuerdo formal "para que sea aprobado". Además, "el acuerdo puede entrar en vigor con efectos retroactivos, con lo que se aplicará para la nueva campaña de exportación de tomate", que comienza mañana miércoles, 1 de octubre.

Tanto el presidente de la tinerfeña Asaga, Fernando Jiménez, como el portavoz de la grancanaria Fedex, Roberto Góiriz, expresaron la "decepción" de los tomateros de las Islas por el anuncio de Fischler y exigieron que se incremente la partida agrícola destinada al tomate del Poseican (2,2 millones de euros anuales) hasta los 27,05 millones. Fernando Jiménez criticó que el acuerdo se haya hecho "en la trastienda, se ha vendido a las Islas y al sureste español" para dar satisfacción a la Europa del cereal. Y, en opinión de Góiriz, el acuerdo muestra "la falta de apoyo a Canarias y la falta de apoyo, sobre todo, a los productores de las Islas.