Santa Cruz de Tenerife

El pulso entre los responsables de Protección Civil deteriora el servicio

De los 80 miembros que tuvo este colectivo, sólo diez continúan en activo. El recién cesado jefe del cuerpo denuncia irregularidades y suspende las actividades. El concejal sostiene que la seguridad está garantizada.
HUMBERTO GONAR, Tenerife
1/oct/03 20:33 PM
Edición impresa

La agrupación de voluntarios de Protección Civil de la capital tinerfeña ha quedado reducida en la actualidad a diez personas de los más de ochenta que llegaron a integrar este cuerpo dependiente del Ayuntamiento de Santa Cruz. La falta de entendimiento entre el gestor del Voluntariado y el jefe de la agrupación, que fuera destituido por el concejal de Seguridad Ciudadana el pasado día 11, ha sido el detonante de que el ya ex jefe de la asociación anuncie que los voluntarios no realizarán ningún servicio, salvo en caso de urgencia. Esta decisión está condicionada a un encuentro con el concejal o el mismo alcalde.

El pasado lunes, la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil hizo público un comunicado en el que expone su decisión de "no llevar a cabo ningún servicio más, a no ser que sea de urgencia, hasta que se aclaren los incidentes que denuncia o hasta ser recibidos por el concejal del área o por el mismo alcalde de Santa Cruz, como se le solicitó el pasado mes de agosto".

La "crisis" en los voluntarios de Protección Civil comenzó en noviembre del pasado año, coincidiendo con el nombramiento en funciones de Sebastián Martín como responsable del Voluntariado en sustitución del titular de esta plaza y jefe fundador de la agrupación, Carmelo García, que causa baja por enfermedad.

Entonces, el grupo afín a García del Castillo, unos treinta voluntarios, abandonó la asociación. A partir de ese momento, Sebastián Martín combina su responsabilidad al frente de Emergencias con la coordinación del Voluntariado.

El pasado 5 de mayo, el concejal de Seguridad Ciudadana, Hilario Rodríguez, nombró a Carlos Fuentes como jefe de la Agrupación de Voluntarios. El deterioro en las relaciones dentro de la asociación se incrementa coincidiendo con la reincorporación de Carmelo García a su plaza como gestor del Voluntariado, el pasado 16 de junio.

Según la amplia documentación aportada por Carlos Fuentes, durante los últimos tres meses se han sucedido numerosas irregularidades en el servicio, justificadas por la mala relación con el gestor del voluntariado quien, como funcionario de la Concejalía de Seguridad Ciudadana, es el responsable de fijar la agenda que deben cubrir.

En los escritos se atribuye a García del Castillo "multitud de amenazas realizadas a voluntarios", así como la presencia de una persona ajena a Protección Civil que, con peto de esta agrupación, llegó a ordenar el tráfico en la rotonda del MercaTenerife el 21 de junio pasado, "siguiendo instrucciones de Carmelo García".

La falta de entendimiento en la agrupación ha provocado, incluso, graves amenazas de denegación de auxilio hacia algún ex responsable del cuerpo de voluntarios en el caso de que lo precisase en el futuro.

Entre otros episodios denunciados, Carlos Fuentes reconoce que, durante el operativo de la pasada Peregrinación a Candelaria, los vo-luntarios no recibieron ni un bocadillo, como es habitual en estos eventos, por lo que, haciéndose eco de la protesta de sus compañeros, decidió levantar el servicio.

El subjefe de los voluntarios asegura que, durante una intervención realizada en la playa de Almáciga, una pareja de voluntarios demandó ayuda a García del Castillo, comunicación que dijo no haber recibido, mientras que el resto de unidades sí tuvo conocimiento.