Tenerife Sur

Guía de Isora desaloja y limpia el litoral ocupado por campistas

El ayuntamiento ha retirado 100 toneladas de basura y enseres durante los últimos cuatro meses de la zona costera comprendida entre Alcalá y Punta Blanca. La Dirección General de Costas se comprometió a controlar este espacio en el que la legislación prohíbe acampar, según el grupo de gobierno.
EL DÍA, Guía de Isora
2/oct/03 19:43 PM
Edición impresa

El Ayuntamiento de Guía de Isora desalojó a campistas y retiró ayer 20.000 kilos de basura y enseres de la zona litoral comprendida entre Alcalá y Punta Blanca, espacio del que durante los últimos cuatro meses ha extraído 100 toneladas de residuos invirtiendo en todo el proceso (coste de material y de personal, traslado y depósito en el vertedero insular y facturas extraordinarias) 12.000 euros, según informa el grupo de gobierno.

Secundino Yanes, primer teniente de alcalde, anunció ayer el compromiso adquirido por la Dirección General de Costas de controlar la franja costera, donde está prohibido acampar, durante la próxima Semana Santa. El edil dijo que "con el respaldo de Costas, el trabajo que hagamos desde el ayuntamiento para impedir que miles de personas invadan durante meses el litoral, que es de todos y no sólo de unos cuantos campistas, sí podría servir de algo, ya que antes las denuncias o no llegaban a ningún sitio o se quedaban en sanciones simbólicas".

El concejal cifra en 8.000 los campistas que ocuparon durante los últimos cuatro meses "2.000 puntos de campismo ilegal" en la costa isorana, ocupada por tiendas de campaña, caravanas y chabolas. "Todo ello, además de ilegal es antihigiénico, ya que se trata de una zona que carece de los servicios mínimos para esa actividad". En este sentido, lamentó que el Cabildo de Tenerife no atienda las demandas legítimas de miles de campistas para la creación de zonas adecuadas para esta práctica, "tal y como hacen en Gran Canaria, que por lo que he podido saber dispone de una red con al menos 12 zonas de campamentos por toda la Isla".

Durante mucho tiempo

Se da la circunstancia de que hay muchos que prolongan su estancia en las zonas ocupadas una vez finalizado el verano, señalando el edil que "estamos ya en octubre y todavía vemos a muchos con sus tenderetes en la misma orilla del mar, algunos con sus chabolas que, por cierto, incluso tienen jardín propio, moqueta y hasta una cerca para delimitar zonas de uso público sólo para su ocupación personal y exclusiva durante meses".

Durante las tareas de desalojo y limpieza realizadas ayer detectaron que un campista se dedicaba a distribuir los sitios, la reserva de zonas e, incluso, de la vigilancia de las chabolas.