Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Ryanair recurrirá de inmediato el fallo de un juzgado de Santa Cruz de Tenerife leer

Los juzgados de Arona, sin luz por sobrecarga en el cuadro eléctrico

Los cortes intermitentes, que se prolongan desde la pasada semana, han provocado la pérdida de "providencias y autos". Fuentes judiciales aseguran que en ocasiones sólo se ha trabajado en archivo y notificaciones.
EL DÍA, Arona
2/oct/03 19:44 PM
Edición impresa

La sobrecarga del cuadro eléctrico de los juzgados de Arona ha provocado que dicha planta judicial sufra cortes intermitentes de energía, según han manifestado a EL DÍA fuentes judiciales, situación que está afectando al normal funcionamiento y causa de malestar en los trabajadores. Así, una de las consecuencias es la pérdida "de providencias y autos".

Según comentaron, los cortes se registraban a la misma hora, es decir, entre la una y una y media de la tarde, pero el pasado lunes no hubo corriente desde las ocho de la mañana hasta el cierre de las salas, "por lo que el personal sólo pudo trabajar en archivo y notificaciones".

Tal circunstancia motivó que los trabajos se tuvieran que desarrollar con las luces de emergencias, "y hasta algún departamento utilizó velas". Asimismo, las actas de algunos juicios se realizaron a mano, "ya que no se puede grabar al no contar con energía".

Resaltan que el fallo fue descubierto por unos operarios que revisaron unas líneas telefónicas, "que nos advirtieron de la situación en la que se encontraba el cuadro eléctrico de los juzgados, que estaban sobrecargados".

Otro de los problemas que surgen por tales causas es un aumento considerable del calor, "puesto que los aires acondicionados dejan de ser operativos y las dependencias judiciales se convierten en hornos".

No obstante, explican que con los sistemas de refrigeración se están produciendo numerosos problemas y que los han puesto en conocimiento de la administración competente.

Condiciones sanitarias

Las mismas fuentes judiciales también denuncian que determinadas partes de las dependencias no reúnen las condiciones higiénico-sanitarias adecuadas.

Manifiestan que ello ha provocado algún que otro problema, por lo que entienden que es básico que se arregle en el plazo más breve posible.

Asimismo, el sistema informático está teniendo fallos y los trabajadores tienen que escribir en un programa alternativo, pero el problema radica en que no se puede trasvasar y se tiene que volver a copiar una vez entra en servicio el sistema empleado por Justicia, según afirmaron a EL DÍA dichas fuentes.

No fue posible conocer la opinión de la Dirección General de Justicia.